10 Tips Para Combatir el Coronavirus 10 Tips Para Combatir el Coronavirus

PUBLICIDAD

¡Alto, No se toque la cara!

Las personas nunca han considerado la cantidad de veces que se tocan la cara.

coronavirus

Desde el brote de Covid-19, los profesionales de la salud exhortan a las personas a que eviten tocarse la cara con regularidad y, sin embargo, en el momento en que lo dicen frente a la cámara se tocan la cara. Es un hábito reflexivo e inconsciente del que todos son culpables.

A las personas les cuesta mucho no tocarse la cara. Según STAT, un estudio del American Journal of Infection Control demostró que las personas se tocan la cara más de 20 veces por hora. Alrededor del 44 % de las veces, involucra el contacto con los ojos, nariz o boca, que son vías hacia la garganta y los pulmones.

Se cree que el coronavirus y otras enfermedades se transmiten al inhalar gotas liberadas de individuo infectado que tose o estornuda. Y muchas veces, esas gotas caen en superficies que tocamos con las manos.

Según el experto en armas biológicas Francis Boyle, la evidencia sugiere que el COVID-19 podría ser un coronavirus creado como arma biológica, proveniente de la instalación de bioseguridad nivel 4, localizada en la ciudad de Wuhan, China. Al parecer, el COVID-19 es una quimera que podría contener SARS (un coronavirus ya creado como arma biológica), material genético del VIH y virus de la gripe, diseñado con propiedades que mejoran su función y le permiten extenderse a una distancia mayor de lo normal.

El coronavirus puede viajar de 6 a 7 pies por aire, y algunos informes sugieren que el virus también se puede propagar en el mismo rango de distancia por medio de las heces humanas contaminadas. Otros han sugerido que el COVID-19 podría contener prevotella, una bacteria conocida por causar infecciones del tracto respiratorio, incluida la neumonía, y que esto podría explicar algunos de los síntomas observados y cómo puede propagarse a través de las heces.

Aún se desconocen muchos datos sobre el COVID-19, y si en realidad se escapó de las instalaciones NBS-4 de la ciudad de Wuhan, no nos han proporcionado detalles al respecto que puedan ayudar a los trabajadores de la salud a encontrar un programa de tratamiento efectivo.
Las formas de protegerse de este virus incluyen:

  • Fortalecer su sistema inmunológico con nutrientes
  • Lavar sus manos de forma frecuente
  • Probar los prebióticos, probióticos y probióticos de esporas
  • Tomar quercetina

Si se habla de fortalecer el sistema inmunológico, es posible que últimamente haya escuchado sobre los beneficios de la estimulación inmunológica del resveratrol, que hace exactamente eso. Este fitonutriente es un cardioprotector y ofrece propiedades antioxidantes, antienvejecimiento y quimiopreventivas.

Se ha estudiado el uso del resveratrol para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, de Parkinson, derrame cerebral, demencia vascular, depresión e inflamación cerebral. Además, las propiedades de estimulación inmunológica del resveratrol pueden ser beneficiosas para el uso de la obesidad, diabetes tipo 2, enfermedad del hígado graso, enfermedad de Crohn, artritis reumatoide y cáncer. En estudios con animales, evitó la progresión de melanoma, cáncer de mama y metástasis pulmonares.

Este refuerzo inmunológico se encuentra de forma natural en las uvas, vino, cacahuate, cacao y muchas especies de bayas, incluida la mora azul, mirtilo, arándano y arándanos rojos.

Los suplementos que se consideran útiles para la prevención de la infección por coronavirus incluyen al NAC, baya del saúco, espirulina, betaglucanos, glucosamina, selenio, zinc, ácido lipoico, sulforafano, resveratrol, vitamina D, probióticos con las cepas Bifidobacterium bifidum y probióticos de esporas.

Hoy en día se examina la posibilidad de recurrir a un tratamiento con vitamina C y el uso de máscaras faciales de grado médico cómo un método para evitar infecciones, pero el paso más importante, es tomar medidas para fortalecer su sistema inmunológico.

Y, por lo que más quiera, no se toca la cara.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario