10 Tips Para Combatir el Coronavirus 10 Tips Para Combatir el Coronavirus

PUBLICIDAD

Las calabazas no solo sirven para hacer linternas, también puede consumirlas

Las calabazas no solo sirven para elaborar linternas. La calabaza es deliciosa, económica e increíblemente saludable, y según Real Simple cuenta con alrededor de 50 calorías por taza, es rica en vitaminas E, C y A, así como potasio y fibra, e "incluso puede utilizarse como mantequilla, aceite y sustituto de huevo en recetas modificadas para cumplir con restricciones alimenticias".

calabaza

Tanto la calabaza como sus semillas son ricas en nutrientes. Las semillas incluyen una amplia variedad de nutrientes que abarcan desde el magnesio y manganeso hasta el cobre, proteínas y zinc. Contienen una amplia variedad de compuestos beneficiosos de origen vegetal conocidos como fitosteroles, así como antioxidantes captadores de radicales libres, lo que puede beneficiar un poco más su salud.

A lo largo de la historia, han alabado las virtudes de la calabaza, especialmente los nativos americanos. Una tribu llamada Catawba consumía semillas de calabaza para favorecer la salud renal. Los Yuma preparaban una mezcla de semillas de calabaza y sandía para curar heridas, y los Menominee bebían una preparación de calabacín en polvo y semillas de calabaza para estimular la micción.

Las semillas de calabaza pueden beneficiar la salud cardiaca y hepática, así como al sistema inmunológico, ayudar a combatir la diabetes, proveer beneficios únicos para la salud de la próstata, y también para aliviar los síntomas de la menopausia.

Debido a que estas son semillas con alto contenido de fibra, pueden aumentar su consumo de fibra, lo que le ayudará a alcanzar la cantidad ideal de 50 gramos por cada 1 000 calorías. Lo mejor de todo es que, ya que las semillas de calabaza son muy fáciles de transportar y no requieren refrigeración, constituyen un excelente snack cuando está en su hogar o fuera de casa.

Los antiguos remedios caseros preparados con pulpa de calabaza eran conocidos por ser útiles para tratar parásitos, mejorar la función de los riñones y vejiga, cicatrizar heridas y aliviar las "enfermedades femeninas".

Los carotenoides y otros ingredientes saludables en la calabaza y sus semillas pueden beneficiar la salud cardiaca, al reenergetizar el cuerpo después de un entrenamiento, mejorar su estado de ánimo e incluso ayudar a combatir diversos tipos de cáncer.

Las calabazas pueden durar semanas e incluso meses a lo largo del otoño e invierno, si se almacenan de forma adecuada. La única diferencia entre 100 gramos de calabaza cruda y cocida es que la primera ofrece 6 calorías adicionales.  ¿En qué consiste su contenido nutricional? Cuenta con vitaminas y minerales, incluyendo grandes cantidades de fibra y cumple con el 100 % del requerimiento diario de vitamina A.

Las calabazas también proporcionan mucha vitamina C, riboflavina, potasio, cobre y manganeso. Además, contienen cantidades más pequeñas pero significativas de vitamina E (alfa tocoferol), tiamina, niacina, vitamina B6, folato, hierro, magnesio y fósforo.

¿Cómo pueden beneficiarnos? Su color naranja brillante indica la presencia de un fitonutriente particularmente beneficioso, caroteno. Este se convierte en vitamina A en el cuerpo y provee una gran carga antioxidante capaz de prevenir enfermedades cardíacas, cáncer y muchos de los signos degenerativos del envejecimiento.

Asimismo, la vitamina A es imprescindible para una buena salud ocular, y puede prevenir el cáncer de pulmón y de boca. Los flavonoides, como la criptoxantina, luteína y zeaxantina destruyen los dañinos radicales libres, y en especial la zeaxantina, que ayuda a proteger la retina del ojo de la degeneración macular.

Una ventaja adicional de las semillas de calabaza es que proporciona el aminoácido triptófano que, una vez en el cerebro, se convierte en GABA, un nutriente que relaja el cuerpo, calma los nervios, mejora el sueño y apoya la comunicación interneuronal.

 

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario