Obtenga tan solo $7.99 dólares por botella Aceites y vinagres bionámicos Paquete de 3 y tan solo $3.32 dólares por frasco Salsas bionámicos y más Pacquete de 6 Obtenga tan solo $7.99 dólares por botella Aceites y vinagres bionámicos Paquete de 3 y tan solo $3.32 dólares por frasco Salsas bionámicos y más Pacquete de 6

PUBLICIDAD

Las mujeres son 30 veces más propensas a contraer ITU

Las infecciones del tracto urinario (ITU) son el segundo tipo de infección más común, y el 50 % de las mujeres padecerá alguna infección urinaria en su vida, según indica la Dra. Nina, columnista de salud de Irish Independent.

UTI

Los síntomas incluyen mayor necesidad de orinar, aunque solo pueda eliminar una pequeña cantidad a la vez; dolor o ardor al orinar; orina turbia, maloliente o con rastro de sangre; presión o dolor en la parte inferior del estómago; y dolor de espalda, fiebre o náuseas.

Las infecciones urinarias se clasifican entre los tipos de infecciones más comunes que padecen muchas personas, y representan el 25 % del total de las infecciones bacterianas. Los hombres pueden contraer infecciones urinarias, pero los bebés, mujeres jóvenes y adultos mayores corren mayor riesgo de contraer este tipo de infección. Las mujeres tienen una probabilidad 30 veces mayor de padecer una infección urinaria, en comparación con los hombres.

Una infección que se manifiesta en muchas ocasiones se conoce como infección urinaria recurrente o crónica. La infección puede ocurrir en la uretra o riñones, pero en la mayoría de los casos ocurrirá en el tracto urinario inferior, vejiga y uretra.

Por lo general, los antibióticos se recetan para tratar una infección urinaria; sin embargo, las investigaciones respaldan los componentes curativos de los arándanos. Los adultos mayores en centros de cuidados a largo plazo recibieron cápsulas de arándano dos veces al día y la incidencia de ITU disminuyó en un 26 %, en comparación con quienes solo recibieron un placebo.

El jugo de arándano es conocido por su efectividad en las infecciones urinarias porque impide que las bacterias se adhieran a la vejiga y uretra. Las investigaciones han demostrado que los arándanos también pueden proteger contra el cáncer, particularmente el cáncer de mama, en parte debido a los potentes polifenoles antioxidantes.

Los arándanos frescos contienen la mayoría de los antioxidantes, y en segundo lugar se situan los arándanos deshidratados. El jugo de arándano en botella contiene la menor cantidad. Si padece una infección del tracto urinario, puede tomar pastillas, comer o beber jugo de arándano, pero asegúrese de que no contenga azúcares añadidos y tome el jugo o bayas frescas en cantidades moderadas, debido a su contenido de fructosa.

También, puede utilizar aceites esenciales, que tienen efectos antibacterianos, para tratar infecciones del tracto urinario. Los aceites recomendados para tratar las infecciones urinarias incluyen al clavo, orégano, lavanda, canela, eucalipto, comino y cilantro.

Mezcle unas gotas en el agua para bañarse y luego sumérjase, o agréguelas en un baño de asiento. Pero, recuerde solo utilizar aceites esenciales de alta calidad y diluirlos en un aceite portador seguro antes de aplicarlos directamente en su cuerpo. Asegúrese de hacer una prueba de parche en la piel antes de utilizar cualquier aceite esencial.

Hay evidencia que demuestra que el vinagre de sidra de manzana puede actuar como preventivo y ayudar a eliminar la E. coli y otros tipos de bacterias patógenas que pueden causar infecciones urinarias.

Sus alimentos son cruciales, especialmente si padece una infección urinaria. Los alimentos que pueden ayudar a mejorar su estado imunológico y combatir las infecciones urinarias incluyen al yogur, alimentos fermentados, frutas y verduras frescas, ostras, ajo, cebolla, así como los alimentos que contienen beta-caroteno, como las calabazas, zanahorias y batatas dulces.

Si padece una infección urinaria, debe evitar los alimentos procesados y comida rápida, conservadores, azúcar y colorantes alimenticios.

Las infecciones urinarias también pueden provenir de una enfermedad transmitida por los alimentos causada por comer pollo contaminado con ciertas cepas de E. coli Debe elegir pollo orgánico, criado en libertad, en vez del que proviene de operaciones concentradas de alimentación animal porque la bacteria E. coli que causa la mayoría de las infecciones urinarias también se encuentra en el pollo CAFO.

Un estudio realizado en muestras de pollo, cerdo y pavo de tiendas minoristas encontró que casi el 80 % contenía E. coli La misma cepa de E. coli se detectó tanto en las muestras cárnicas, particularmente aves de corral, como en las muestras humanas de ITU.

 

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario