Obtenga tan solo $7.99 dólares por botella Aceites y vinagres bionámicos Paquete de 3 y tan solo $3.32 dólares por frasco Salsas bionámicos y más Pacquete de 6 Obtenga tan solo $7.99 dólares por botella Aceites y vinagres bionámicos Paquete de 3 y tan solo $3.32 dólares por frasco Salsas bionámicos y más Pacquete de 6

PUBLICIDAD

Este alimento podría disminuir el riesgo de cáncer de próstata

Si está interesado en reducir su riesgo de cáncer de próstata, puede asegurarse de que su alimento incluya cierto tipo de hongo. Según un nuevo estudio publicado en International Journal of Cancer, los investigadores indican que consumir hongos puede ayudar a prevenir el cáncer de próstata.

En el estudio participaron 36 499 hombres, entre las edades de 40 a 70 años, quienes participaron por primera vez en estudios de cohortes en 1990 y 1994. Los investigadores estudiaron a los participantes durante un promedio de 13.2 años. Durante el período de seguimiento, el 3.3 % de los hombres fue diagnosticado con cáncer de próstata.

Prostata

Cuando los investigadores compararon el consumo de hongos en las personas que desarrollaron la enfermedad contra quienes no lo hicieron, descubrieron que consumir hongos una o dos veces por semana estaba relacionado con un riesgo 8 % menor de cáncer de próstata, en comparación con consumir menos de una vez por semana.

Consumir hongos tres o más veces por semana se relacionó con un riesgo 17 % menor de cáncer de próstata.

Los investigadores no recopilaron información sobre especies específicas de hongos; sin embargo, el hecho de que los hongos pueden proporcionar muchos beneficios no es ningún secreto. Se han estudiado alrededor de 100 especies diferentes de hongos por sus beneficios.

De estos, muchos se destacan por su capacidad para fortelecer al sistema inmunológico, lo que, a su vez, podría ayudar a combatir o prevenir el cáncer. Estos incluyen al hongo shiitake, maitake, Reishi, Cordyceps y un hongo llamado Agaricus subrufescens.

Los hongos no solo son capaces de reforzar la función inmunológica, sino que también tienen la capacidad para combatir el cáncer. Además de ser ricos en proteínas, fibra, vitamina C, vitaminas B, calcio y minerales, los hongos son excelentes fuentes de antioxidantes.

Contienen polifenoles y selenio, que son comunes en el mundo vegetal, así como antioxidantes exclusivos de los hongos.

Si no le agrada el sabor de los hongos frescos y le resulta difícil incluirlos en su alimentación, puede considerar el polvo de hongo deshidratado. Hay dos tipos principales:

  • Concentrados o extractos de hongos. La mayoría son los llamados extractos de agua caliente, donde el micelio del hongo se hierve durante mucho tiempo para extraer los polisacáridos de cadena larga.

El producto final es una forma concentrada de gluconutrientes (azúcares complejos) que se cree que son responsables de muchos de los beneficios, en particular de las propiedades inmunomoduladoras del hongo.

Sin embargo, el calor de la extracción del agua caliente puede destruir/desnaturalizar muchos de los compuestos bioactivos sensibles a la temperatura (vitaminas, proteínas, aminoácidos, enzimas) y es posible que no capten los compuestos solubles en alcohol o insolubles (fibras alimenticias insolubles) de los hongos.

  • Alimentos enteros/hongos crudos. Por lo general, consumir los hongos crudos o utilizar un producto a base de hongos (píldoras en polvo) es mejor alternativa si es una persona generalmente sana y busca mantener una buena salud, ya que pueden ayudar a mantener la función óptima de sus diversos sistemas, en vez de causar un efecto directo.

Podrá obtener mayores beneficios si toma este producto de manera continua y cotidiana.

 

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario