10 Tips Para Combatir el Coronavirus 10 Tips Para Combatir el Coronavirus

PUBLICIDAD

La carne falsa no sustituye a un alimento real

En un esfuerzo por competir en sabor, se han elaborado alternativas sin carne con cantidades excesivas de sal, según indica una nueva investigación australiana.

Dos millones y medio de australianos consumen alternativas sin carne, como falafels, tartas veganas, tocino y salchichas sin carne, pero los funcionarios de salud han emitido una advertencia con respecto a los productos cargados de sal, según Business Insider Australia.

carne falsa

De los casi 200 productos sin carne disponibles en Australia, algunos pueden contener hasta la mitad de la cantidad de sal recomendada en una sola porción, lo que podría poner a los australianos en mayor riesgo de ataques cardíacos, enfermedades renales y derrames cerebrales, indicaron las autoridades.

En los Estados Unidos, la nueva Impossible Whopper de Burger King se anuncia como 100 % whopper, 0% carne de res. De hecho, esta "hamburguesa" es una hamburguesa imposible compuesta principalmente de proteína de soya, proteína de papa, aceite de coco, aceite de girasol y hemo, derivada de levadura transgénica (GE).

Esta hamburguesa imposible, que es un producto altamente procesado, no es más que un alimento falso, y ciertamente no es la solución para un sistema alimenticio sostenible.

Para mantener una mejor salud y salvar el planeta, debe evitar alternativas de carne falsa y optar por alimentos reales, de animales criados de forma correcta; es decir, carnes biodinámicas de animales alimentados con pasto.

Si bien, ahora la carne de animales alimentados con pasto se considera un nicho de mercado, antes de los años 50, todo el ganado era alimentado con pasto. La crianza en pastizales rejuvenece los suelos, produce alimentos de alta calidad y es un remedio para muchos de los problemas ambientales causados por las granjas industriales.

Burger King ha expresado que no comercializa la hamburguesa imposible para satisfacer a los veganos y vegetarianos, sino para las personas que desean reducir su consumo de carne. Y lo cierto es que, esta cadena de hamburguesas no es la única que ha seguido esta tendencia de mezclas de alimentos falsos. Hay productos de carne falsa en los menús de White Castle, McDonald's, Hard Rock Café, Kentucky Fried Chicken, The Cheesecake Factory, Red Robin, TGI Fridays, Qdoba, Del Taco, entre otros.

La empresa Impossible Foods tiene como objetivo producir alternativas veganas para todos los alimentos animales tradicionales, y ya desarrolla productos lácteos veganos y otros tipos de carne, incluyendo aves de corral, cerdo y pescado.

Los sustitutos de la carne no son nuevos, así como tampoco las controversias sobre la carne falsa. Quorn, un fermento a base de hongos que llegó en 2002 al mercado de los Estados Unidos, fue desarrollado originalmente por Imperial Chemical Industries, una de las empresas de químicos más importantes del Reino Unido. El hongo que utiliza para hacer Quorn es el Fusarium venenatum, del latín "venenoso".

Desde que se introdujo, diversos estudios han planteado los riesgos sobre la seguridad del Quorn, especialmente en personas con alergias alimenticias o al moho. El Centro para la Ciencia en el Interés Público continúa manteniendo un sitio de recolección de informes adversos para enfermedades relacionadas con Quorn, que incluyen náuseas, calambres o diarrea, vómitos, reacciones anafilácticas y muerte.

El ingrediente principal en la hamburguesa imposible es la leghemoglobina de soya transgénica, que libera una proteína similar al hemo cuando se descompone. Esta proteína es lo que le da a la hamburguesa a base de vegetales un aspecto, sabor y textura similares a la carne y hace que la hamburguesa "sangre" mientras se cocina.

La proteína de soya transgénica contiene altos niveles del herbicida glifosato, como descubrió el grupo de defensa del consumidor Moms Across America (MAA) cuando analizaron la hamburguesa imposible.

En vez de reconocer que el glifosato en los alimentos podría ser un problema, Impossible Foods participó en una campaña de desprestigio contra MAA, calificándolo como un "grupo fundamentalista anti-científico que vendía cínicamente una mezcla de información médica errónea y tóxica".

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario