10 Tips Para Combatir el Coronavirus 10 Tips Para Combatir el Coronavirus

PUBLICIDAD

La vitamina D es una esperanza para los pacientes con cáncer

La vitamina D a menudo se considera como milagrosa debido a su capacidad para prevenir enfermedades y reducir el riesgo y la progresión del cáncer; actualmente, los científicos han descubierto que la vitamina D bloquea las células cancerígenas resistentes a los medicamentos, que es la causa principal del fracaso de los tratamientos de quimioterapia.

Al utilizar células tumorales cultivadas, los investigadores de la Universidad Estatal de Dakota del Sur descubrieron que el calcitriol y el calcipotriol, dos formas activas de vitamina D, pueden bloquear un mecanismo que permite que las células cancerígenas se vuelvan resistentes a los medicamentos, lo que ofrece esperanza para los pacientes que se enfrentan a un tratamiento de quimioterapia para un tipo de cáncer metastásico y leucémico.

vitamind

Los niveles óptimos de vitamina D pueden reducir el riesgo de cáncer hasta un 60 % y ayudar a prevenir al menos 16 tipos diferentes de cáncer, incluyendo senos, colon, próstata, ovarios, esófago, sistema linfático e incluso melanoma. Lo hace de tres maneras diferentes: al destruir las células mutadas, que pueden replicarse y causar cáncer, al reducir la producción y diseminación de las células cancerígenas y al ayudar a prevenir que los tumores benignos se conviertan en células cancerígenas.

Existen alrededor de 30 000 genes en el cuerpo humano y la vitamina D afecta a casi 3 000 de ellos, tal como a los receptores de vitamina D ubicados en todo el cuerpo.

La vitamina D no solo ayuda en la prevención y progresión del cáncer, sino que también puede ayudar a reducir el riesgo de otras afecciones, como la diabetes tipo 2, la inflamación crónica, la degeneración macular relacionada con la edad (la principal causa de ceguera) y la enfermedad de Alzheimer. Sus habilidades para combatir infecciones ayudan en el tratamiento de la tuberculosis, la neumonía, los resfriados y la gripe, y también pueden mejorar el control de las convulsiones en personas con epilepsia.

Aumentar los niveles de vitamina D no solo ayuda a disminuir el riesgo de cáncer, sino que es asombroso para mejorar la función cardíaca en las personas con insuficiencia cardíaca crónica.

Aunque la vitamina D se conoce como una vitamina, en realidad es una hormona esteroide obtenida de la exposición al sol, fuentes alimenticias y suplementación. Los tipos más comunes de vitamina D son la vitamina D2 y D3. La vitamina D3 es la mejor porque es 87 % más efectiva que la vitamina D2 para elevar los niveles de esta vitamina tan esencial.

La mejor manera de optimizar los niveles de vitamina D es a través de la exposición regular al sol, asegurándose de medir sus niveles dos veces al año. La palabra clave aquí es la exposición "sensible" al sol, lo que significa que es necesario asegurarse de no quemarse para que pueda maximizar sus beneficios y minimizar los riesgos de daños en la piel que podrían provocar cáncer de piel. La sobreexposición es el verdadero problema cuando se trata de elevar el riesgo de cáncer de piel y no evitar toda la exposición al sol,

Si vive en un lugar con clima frío con inviernos duros y muchos cielos grises durante todo el año, disfrutar del sol puede ser más fácil decirlo que hacerlo. En estos casos, se puede utilizar la vitamina D3 oral (no D2), aunque se perderán otros beneficios para la salud asociados con la exposición al sol.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario