10 Tips Para Combatir el Coronavirus 10 Tips Para Combatir el Coronavirus

PUBLICIDAD

5 razones por las que el aceite de orégano es beneficioso

Si le encanta elaborar salsas a base de tomate o platillos con pollo, probablemente ha utilizado orégano para aumentar el sabor. También conocido como orégano europeo, mejorana silvestre o tomillo español, el orégano es famoso por sus propósitos culinarios y medicinales.

oil

Esta hierba muy querida también se puede convertir en un aceite esencial, el cual a menudo se vende en tabletas, cápsulas o extracto líquido. El aceite de orégano puede ser una buena adición a su arsenal  médico ya que puede promover estos cinco beneficios:

1. Brindar alivio contra las infecciones respiratorias: El aceite de orégano posee efectos antivirales, antiinflamatorios y antibacterianos que pueden ayudar a aumentar su inmunidad y aliviar problemas respiratorios como resfriados, tos, gripe, dolores de garganta y bronquitis. También induce la sudoración que puede disminuir la temperatura corporal y ayuda a despejar los pulmones y los bronquios al aplicarlo tópicamente o al inhalarlo.

Existen dos fenoles en el aceite de orégano denominados como timol y carvacrol que son responsables de estos efectos. El timol, un fungicida natural con propiedades antisépticas, ayuda a estimular el sistema inmunológico y funciona como un escudo contra las toxinas. El carvacrol puede ayudar a eliminar bacterias como la Candida albicans, el Staphylococcus, el Campylobacter, la salmonella, el klebsiella, la aspergillus, las pseudomonas y la listeria.

2. Menores riesgos de infección del tracto urinario inferior (ITU): El crecimiento de cepas de bacterias causantes de las ITU, como el Escherichia coli (E. coli) y el Proteus, pueden prevenirse con la ayuda del aceite de orégano. El carvacrol ayuda a eliminar la bacteria Pseudomonas aeruginosa, un patógeno responsable de muchos casos de ITU adquiridas en los hospitales.

3. Combate las infecciones por hongos y levaduras: El aceite de orégano es un poderoso antifúngico. Puede ayudar a prevenir el crecimiento de hongos responsables de infecciones del pie de atleta (Candida) y aliviar las infecciones por hongos en la piel y las uñas. Un estudio descubrió que el aceite de orégano puede funcionar mejor que los suplementos naturales para tratar las infecciones por levaduras resistentes al fluconazol (Diflucan), el cual es medicamento antifúngico recetado

4. Erradica los parásitos: Este aceite puede ayudar a matar a los nematodos y cestodos dentro de su cuerpo, así como a prevenir chinches, piojos, pulgas y mosquitos en su entorno. Otro estudio señaló que el extracto de orégano puede ser eficaz contra la Giardia, un tipo de parásito que desencadena más de 200 millones de infecciones al año.

5. Combatir a los patógenos responsables de las enfermedades transmitidas por los alimentos y disminuir el riesgo de problemas digestivos: Las cepas de bacterias como la salmonela, E.coli, listeria y Shigella dysenteria, las cuales pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos, se pueden eliminar con el ayuda del aceite de orégano.

Este remedio a base de hierbas también puede aliviar los síntomas causados por enfermedades transmitidas por los alimentos, como náuseas, vómitos e indigestión. Su contenido en timol y carvacrol puede promover el flujo de bilis que ayuda a mejorar la digestión y a tratar los trastornos estomacales.

El aceite de orégano también puede ayudar a combatir la bacteria Helicobacter pylori que causa la úlcera gástrica y aliviar los problemas intestinales como estreñimiento, diarrea, hinchazón o indigestión.

Añadir aceite de orégano al huevo, a la carne, a la ensalada, a los mariscos u otros platillos puede ayudar a prevenir el crecimiento de microbios que causan intoxicación alimentaria. También puede utilizar el aceite de orégano para evitar el deterioro de los alimentos al frotar tan solo unas cuantas gotas en los restos de comida.

Antes de probar el aceite de orégano, consulte a su médico y realice una prueba de alergias para saber si su piel reaccionará negativamente a la sustancia. Diluya el aceite de orégano en un aceite portador como el aceite de coco, el aceite de olivo, el aceite de almendra dulce o la jojoba. Sin embargo, considere que los niños, las mujeres embarazadas o las mujeres buscando embarazarse no deben utilizar el aceite de orégano ya que puede provocar efectos secundarios.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario