10 Tips Para Combatir el Coronavirus 10 Tips Para Combatir el Coronavirus

PUBLICIDAD

Alimentos editados genéticamente que posiblemente ha consumido durante décadas

Si ha seguido las noticias científicas, probablemente sepa que la tecnología de edición de genes denominada como CRISPR ha tomado al mundo de la medicina por sorpresa. Con un potencial realmente atractivo para el tratamiento de enfermedades que van desde el cáncer hasta la diabetes tipo 2, actualmente ya se realizan ensayos con la participación de seres humanos, pese a que las repercusiones de la edición de genes continúan siendo en gran parte desconocidas.

Pero la tecnología CRISPR no solo se utiliza en el mundo médico. También se implementa en la industria alimentaria. De hecho, los cultivos editados genéticamente ya han sido creados y consumidos.

gmo

La tecnología de edición de genes permite que los científicos corten y peguen los rasgos deseados o no deseados, para crear el cultivo ideal; es decir, productos perfectamente maduros, estéticamente agradables y con excelente sabor, Por muy nueva que parezca esta tecnología, la modificación genética se ha implementado anteriormente por una empresa bastante conocida.

Hace más de medio siglo, la Campbell Soup Company cultivó una variedad de tomate mutado genéticamente para garantizar que cada tomate fuera "perfecto": rojo, grande, jugoso, delicioso y fácil de remover de las ramas. Incluso tiene su nombre en virtud a que no tiene nodos, es decir sin coyunturas.

En los años 60, los productores de Campbell Soup Company notaron que la mutación natural en algunas plantas producía frutos que se separaban de las ramas en el punto perfecto, haciéndolos menos propensos a magullarse y perforarse e ideales para la producción a gran escala. Después, los productores introdujeron la mutación conocida como j2 en diferentes tipos de variedades de tomate. Inesperadamente, las nuevas plantas se ramificaron y florecieron aún más, pero produjeron menos frutos.

Con décadas de investigación, los científicos finalmente han descubierto los errores. La mutación no salió como ellos esperaban porque existía otro factor que los productores desconocían: Una mutación genética diferente que interactuaba con el j2.

Entonces, ¿cuál es el problema con los alimentos editados genéticamente? ¿En realidad son saludables?

Los alimentos producidos a través de la edición de genes no se encuentran sujetos a las regulaciones de la USDA u otras agencias reguladoras, aunque el comité asesor advirtió que los alimentos con edición genética no pueden ser etiquetados como orgánicos. No se extrae ni se agrega nada a la planta, pero, por ahora, es muy pronto para saber lo que la edición genética puede causar en los alimentos y el medio ambiente. Pero, a medida que la tecnología avanza, es probable que existan más respuestas en el horizonte.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario