10 Tips Para Combatir el Coronavirus 10 Tips Para Combatir el Coronavirus

PUBLICIDAD

No caiga en las trampas del azúcar

La adicción al azúcar afecta a muchas personas, tal como la presentadora de "Morning Joe", Mika Brzezinski escribió recientemente en su artículo de opinión títulado: "My Lifelong Struggle With Sugar".

Brzezinski dijo que durante décadas ha tenido problemas con los alimentos y la adicción al azúcar y escribió: "Me siento destruida y vacía cuando no he probado azúcar durante unas horas y empiezo a buscarla".

Aunque dijo que el azúcar la tranquiliza, Brzezinski admitió que "también tiene innumerables impactos negativos en (su) salud y productividad".

sugar

Brzezinski no está sola, se suma a las millones de personas adictas al azúcar.

La adicción al azúcar es real, y perjudicial. La industria azucarera ha sabido sobre los peligros del exceso de azúcar desde principios de la década de 1970, mientras que, durante décadas, la industria alimenticia ha estado ocultando la verdad sobre el azúcar, al idear formas de hacernos aún más adictos a sus productos, sin importar las consecuencias para la salud.

Pero por fortuna, un grupo influyente de investigadores médicos ha estado corriendo la voz sobre los fuertes vínculos entre el consumo de azúcar y el aumento de las tasas de obesidad y enfermedades importantes, tales como el cáncer, enfermedades cardíacas y Alzheimer.

El azúcar refinada se puede encontrar en prácticamente todos los alimentos procesados, generalmente en forma de jarabe de maíz de alta fructosa. En consecuencia, simplemente se suele ignorar la cantidad de azúcar que consumimos. El azúcar añadida a menudo se oculta bajo otros nombres menos populares, como por ejemplo dextrosa, maltosa, galactosa y maltodextrina.

Pero no solo los dulces, pasteles y refrescos están repletos de azúcar añadida. Los alimentos salados también la contienen, al igual que la mayoría, si no es que todos los condimentos, e incluso las fórmulas infantiles y alimentos para bebé.

Este consumo de azúcar escandalosamente excesivo, de manera literal altera su sistema de regulación del apetito. Debido a esto, la leptina, la hormona responsable de la saciedad, deja de funcionar de forma correcta en la mayoría de las personas.

Es un hecho comprobado que el azúcar aumenta sus niveles de insulina y leptina y disminuye la sensibilidad del receptor de estas dos hormonas vitales. Esto puede conducir a:

  • Hipertensión y niveles elevados de colesterol
  • Enfermedades cardíacas
  • Diabetes
  • Aumento de peso
  • Envejecimiento prematuro

Afortunadamente, hay soluciones para los antojos de comida chatarra poco saludables. Una de las estrategias más efectivas que puede probar es el ayuno intermitente, junto con las modificaciones en la alimentación que ayudan a restablecer el metabolismo de su cuerpo, como reemplazar los azúcares y carbohidratos que no son de origen vegetal con vegetales y grasas saludables.

Otra técnica útil, que aborda el componente emocional de los antojos de alimentos, son las Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés). Si mantiene pensamientos y sentimientos negativos sobre sí mismo mientras intenta tomar medidas físicas para mejorar su cuerpo, es poco probable que tenga éxito.

Ajustar su cerebro a un modo "positivo" es absolutamente imprescindible para lograr una salud física óptima. En esta misma línea, como escribe Brzezinski en su artículo de opinión, la terapia de atención plena es otra opción para combatir la lucha continua contra la comida y la adicción al azúcar.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario