Vitamin E Vitamin E

PUBLICIDAD

¿De qué se trata la dieta cetogénica realmente?

Parece que, hoy en día, todos hablan sobre llevar una dieta cetogénica, en la cual el cuerpo aprende a quemar grasas, en vez de carbohidratos, como combustible. Pero ¿qué significa eso? Y ¿realmente es cierto que debería reconsiderarlo antes de implementar el viejo paradigma de la energía que entra o sale (es decir, simplemente quemar más calorías de las que consume)?

keto

El blog The Keto Diet de una persona que lleva un estilo de vida basado en la dieta cetogénica, explica que simplemente le parece ilógico contar calorías. Por ejemplo, en el caso de una alimentación de 900 calorías de Coca-Cola versus un bistec de 900 calorías, el blog explica por qué las calorías de las sodas se suman al "incremento" de la insulina, lo cual no sacia su hambre y al contrario le produce más, mientras que las calorías de un bistec se descomponen conforme quema grasas y proteínas, lo que también produce un efecto de saciedad más prolongado.

Además, el blog también habla sobre la leptina, insulina, glucagón, grelina y la función que desempeñan en el hambre, así como la resistencia a la insulina, y por qué estas hormonas son importantes en la dieta cetogénica.

La conclusión es que una caloría no solo es eso. No importa lo que digan los comerciales de sodas o dulces de tal empresa sobre el "secreto" para perder peso, que solo consiste en gastar más calorías de las que consume. Si no le proporciona a su cuerpo el tipo de alimentos adecuados, se volverá resistente a la insulina y estará hambriento.

Esto es debido a que una de las claves para el control del peso a largo plazo es tener un metabolismo y función mitocondrial saludables. Si su meta es disminuir las calorías, en vez de intentar eliminar las calorías que consume, ponga atención en CUÁNDO y QUE DEBE COMER para guiar a su cuerpo en la dirección correcta.

Una vez que comprenda que más de 700 estudios de pérdida de peso confirman que comer de manera más saludable produce mejores resultados en la pérdida de peso que el ejercicio, entonces podrá observar por qué la alimentación y ejercicio se complementan entre sí, en lugar de ser antagónicos.

Luego, podrá comenzar su plan de alimentación saludable con este simple mantra: El estilo ceto se trata de quemar grasas como combustible, así de simple y sencillo. Pero, al contrario de lo que algunas personas podrían inferir, tampoco se trata de intercambiar el azúcar por proteínas. Dicho de otra manera, existen diversos tipos de variaciones en una dieta cetogénica, pero "volverse ceto " no significa simplemente comer carne por el resto de su vida.

Una dieta cetogénica estándar se enfoca en consumir mucha cantidad de grasas saludables que debe comprender entre el 70 y 85 % de sus calorías diarias totales. En cuanto al consumo de proteínas, la regla general es seguir la fórmula de un gramo de proteína por cada kilogramo de masa corporal magra. Y su consumo neto de carbohidratos no debe ser cero, ya que algunos tipos de alimentación sin carbohidratos se enfocan en esto; pero, en cambio debería constituir entre el 4 y 10 % de sus calorías diarias.

Debe tomar en consideración que no hay un límite establecido para las grasas, ya que los requisitos de energía son diferentes en cada persona, en función de sus actividades físicas diarias. Sin embargo, la mayoría de sus calorías aún deben provenir de las grasas, y debe limitar su consumo de carbohidratos y proteínas, para llevar una dieta cetogénica estándar.

Una vez que entienda el concepto de lo que es una dieta cetogénica adecuada, podría incluir un programa de ayuno en el que su cuerpo regule descendentemente el catabolismo de las proteínas y regule ascendentemente las hormonas del crecimiento en respuesta al ayuno.

Si le parece demasiado para implementarlo al mismo tiempo, entonces debe saber que su cuerpo se alimentará de grasas y calorías si aplica algunas directrices sencillas de ayuno. La primera regla de oro es que el ayuno NO significa pasar hambre. Existen diversas variaciones de ayuno, que puede emplear según su dieta cetogénica, pero el ayuno intermitente es una estrategia que funciona muy bien con la dieta cetogénica.

En términos simples, el ayuno intermitente implica seguir una alimentación programada en la que ayune durante al menos 16 horas todos los días y se alimente en un rango de 8 horas consecutivas.

También, hay otros programas de ayuno intermitente en los que reduce drásticamente su consumo de calorías durante cierto número de días a la semana, mientras se alimenta normalmente durante el resto del tiempo. Un ejemplo es el plan de ayuno intermitente 5 de 2. Otro, sería la alimentación que simula el ayuno, desarrollada para igualar los efectos del ayuno solo de agua. La mayoría, si no es que todos estos programas, produce beneficios similares.

 

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario