Obtenga hasta Más del 45 % de descuento Colágeno Orgánico en Polvo Cree su paquete de 2 Obtenga hasta Más del 45 % de descuento Colágeno Orgánico en Polvo Cree su paquete de 2

PUBLICIDAD

Ayuno intermitente: Beneficios, consideraciones y cómo implementarlo

¿Se pregunta el Qué, Cómo y Para Qué del ayuno intermitente? ¿Está pensando si vale la pena intentarlo? Según un convincente cuerpo de investigaciones sobre el tema, la respuesta a la última pregunta es un rotundo "Sí". El ayuno intermitente es un método poderoso para facilitar la pérdida de peso y reducir su riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas y cáncer.

fitness

Por lo general, se refiere a no consumir alimentos durante 14 a 18 horas consecutivas al día, lo que significa que solo se alimenta dentro de un periodo de seis a ocho horas.

Beneficios del ayuno intermitente

El ayuno intermitente tiene una amplia variedad de beneficios biológicos, que incluyen la capacidad de:

      • Promover la sensibilidad a la insulina y leptina
      • Normalizar los niveles de grelina para reducir el hambre
      • Mejorar su control de azúcar en la sangre
      • Disminuir los niveles de triglicéridos
      • Aumentar la producción de la hormona del crecimiento humano para ayudarle a desarrollar músculo y promover la pérdida de grasa
      • Suprimir la inflamación y reducir el daño oxidativo
      • Prevenir o revertir la diabetes tipo 2
      • Mejorar su función inmunológica
      • Reducir la presión sanguínea
      • Reducir su riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer
      • Eliminar los antojos de azúcar
      • Mejorar su función cognitiva
      • Incrementar la longevidad

¿Por qué ayunar de manera intermitente?

Esta no es una lista completa, en absoluto. El ayuno intermitente restaura el cuerpo a un estado más natural que permite que se produzca una gran cantidad de beneficios bioquímicos. Cuando come durante todo el día y no omite ninguna comida, su cuerpo se adapta a quemar azúcar como su combustible principal, el cual regula descendentemente las enzimas que utilizan y queman la grasa almacenada.

Como resultado, comienza a volverse más resistente a la insulina y a subir de peso. Para perder grasa corporal, su cuerpo debe ser capaz de quemar grasas. Dos poderosas formas de pasar de quemar carbohidratos a quemar grasas son: ayunar o llevar una dieta cetogénica cíclica.

Aspectos a considerar sobre el ayuno intermitente

Si bien es probable que el ayuno intermitente sea beneficioso para la mayoría de las personas, estos son algunos puntos a considerar:

  • El ayuno intermitente no tiene que ser una forma de restricción de calorías: Es una práctica que debería hacerlo sentir bien. Si su estrategia de ayuno lo hace sentirse débil y letárgico, deberá reevaluar su método.
  • Los antojos por el azúcar son temporales: Su hambre y deseo de azúcar se disiparán poco a poco, a medida que su cuerpo comience a quemar grasa como su combustible principal.
  • No es recomendable practicar el ayuno intermitente si su alimentación diaria está llena de alimentos procesados. La calidad de su alimentación desempeña una función integral en su salud, sobre todo si está buscando algo más que solo bajar de peso.

Cómo comenzar a implementar el ayuno intermitente

Para comenzar a ayunar de forma intermitente, trate de comer más tarde por las mañanas y aumente la duración de su ayuno hasta que logre saltarse el desayuno y el almuerzo se convierta en su primera comida del día. Recuerde, debe mantener un periodo de alimentación de entre seis y ocho horas. Por la noche, deje de consumir alimentos al menos tres horas antes de irse a la cama. Esto le permitirá ayunar de 14 a 16 horas todos los días.

Para comenzar, intente hacerlo dos días a la semana, luego ajuste poco a poco su horario hasta practicar el ayuno intermitente todos los días. Evite los carbohidratos refinados, azúcares/fructosa y granos. Concentre su alimentación en carbohidratos de origen vegetal, proteínas saludables de alta calidad en cantidades moderadas y grasas saludables como la mantequilla, huevo, aguacate, aceite de coco, aceite de oliva y frutos secos. ¡Y no se olvide de beber suficiente agua!

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario