¿Cuáles son sus requerimientos de vitamina D?

La vitamina D es crucial para optimizar la salud. Esta vitamina se encuentra involucrada en la biología de las células y tejidos del cuerpo, incluyendo a las células inmunológicas. La deficiencia de vitamina D está relacionada con el dolor musculoesquelético, resfriados y gripes frecuentes o intensas, depresión, deterioro de la cognición, cefaleas, fatiga, entre otros padecimientos; y se estima que el 40 % de las personas en los Estados Unidos es deficiente.

Entonces, ¿cuál es la cantidad “correcta” de vitamina D que debe obtener? ¿Cuánta cantidad requiere para mantener su cuerpo saludable y evitar ser deficiente?

Los investigadores y expertos médicos han debatido durante mucho tiempo la respuesta a esa pregunta. Si le hiciera esa pregunta a la Asociación Médica Americana, le indicaría que es suficiente con 20 nanogramos por mililitro (ng/mL). Si le pregunta a los investigadores que realizaron un estudio reciente sobre las tendencias en el uso de los suplementos de vitamina D en dosis altas, le indicarán que posiblemente obtiene demasiada cantidad de este nutriente importante.

Afirman que muchos habitantes en los Estados Unidos toman dosis peligrosamente altas de vitamina D y advierten que el máximo recomendado es de 4 000 UIs al día, y que cualquier cantidad superior podría provocar calcificaciones y otros padecimientos.

Una parte importante para tener un cuerpo saludable es mantener niveles adecuados de vitamina D, al igual que mantener un nivel adecuado de otros nutrientes, como el calcio, magnesio y vitamina K2. La falta de equilibrio entre estos nutrientes es lo que puede causar los síntomas de toxicidad generados por la vitamina D. Entonces, ¿cuál es el nivel ideal de vitamina D que debe buscar? Y ¿es posible exceder la dosis?

Con el fin de prevenir enfermedades crónicas y optimizar la salud su nivel de estar entre 40 y 60 ng/ml. El exceso de vitamina D puede causar una absorción excesiva de calcio, que a su vez puede crear depósitos de calcio en el corazón y riñones. Por eso es importante mantener los niveles adecuados. Pero si consideramos la tasa de deficiencia, es poco probable que obtenga demasiada cantidad. Para optimizar sus niveles de vitamina D:

  • Exponga gran parte de su piel a los rayos del sol de forma segura, durante períodos lo suficientemente largos, para incrementar sus niveles de vitamina D
  • Si no puede exponerse adecuadamente a los rayos del sol, utilice un suplemento de vitamina D3 por vía oral
  • Consuma alimentos que contengan vitamina D, como el salmón sockeye silvestre de Alaska, sardinas, huevo y hongos shiitake
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario