MCT Oil MCT Oil

PUBLICIDAD

¡No creerá cuál es la parte más contaminada de un avión!

Tal vez haya escuchado que hay más gérmenes en los aviones en comparación con otros lugares públicos, o que cada vez que viaja, está comprando una entrada para participar en un gigantesco festival de gérmenes en el cielo.

Aunque no lo crea, ha sido engañado. Los aviones sí tienen gérmenes, pero no más que cualquier otro lugar público. Sin embargo, es cierto que ciertos espacios de los aviones suelen estar particularmente llenos de gérmenes. Así que, ¿cuáles son los puntos más contaminados en el avión? Lo más probable es que no sean los que cree.

De acuerdo con un informe del Proceedings of the National Academy of Sciences de los Estados Unidos, sentarse cerca de alguien que está estornudando aumenta su probabilidad de contraer una enfermedad mientras viaja. Tal vez piense algo como "¡Lo sabía!", pero no cante victoria, la distancia entre usted y esa persona es lo que hace una gran diferencia.

Los investigadores dicen que, si se encuentra a dos filas o más de alguien que está estornudando, solo tiene 3 % de probabilidades de contagiarse del virus que esa persona está regando en el avión. Por desgracia, si se encuentra justo a un lado, hay un 80% de probabilidades de que desembarque en su destino con algo con lo que no abordó, como la gripe.

El aire que respira mientras viaja por encima de las nubes se extrae del exterior, luego circula dentro del avión y se filtra en dirección del piso hacia el techo. Esta es una explicación sobre por qué tiene una pequeña posibilidad de resfriarse de un pasajero infestado de gérmenes que se encuentra a seis filas de distancia.

Los pasajeros en la parte delantera del avión no comparten aire con los pasajeros en la parte trasera del avión. Los investigadores también dicen que el aire en una cabina de avión se reemplaza 20 veces por hora, por lo que no está respirando el mismo aire.

Debido a que el aire no es una preocupación relevante, ¿cuál es la parte más contaminada de una aerolínea? Aunque no lo crea, no se trata del baño. Los investigadores le dieron el primer lugar las mesas desplegables.

Seguido de ellas están los orificios para la ventilación y las hebillas del cinturón de seguridad. También será mejor que evite la bolsa del respaldo. Meta su mano bajo su propio riesgo, nunca se sabe lo que encontrará.

Además, al volar se vuelve un poco más susceptible a las enfermedades aéreas, debido a que hay menor humedad. El cambio en la humedad puede alterar la mucosidad que protege a su cuerpo de los gérmenes. Sin embargo, lo más seguro es que no sea necesario recurrir a los medicamentos para el resfriado cada vez que vuele.

Viajar puede aumentar el estrés en su sistema inmunológico, por lo que al tomar algunas precauciones puede asegurarle que regrese a casa después de tener un viaje saludable. Para evitar las enfermedades, procure viajar con toallitas sanitarias atóxicas, manténgase hidratado para mantener saludable su revestimiento de mucosidad y no olvide lavarse las manos.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario