Vitamin E Vitamin E

PUBLICIDAD

¿Es posible que su alimentación influya en los problemas mentales?

De acuerdo un nuevo estudio de la Facultad de ciencias de la salud de la Universidad de Loma Linda se encontró que una mala salud mental está relacionada con una alimentación de mala calidad, independientemente del género, educación, edad, estado civil o nivel de ingresos.

 

tick

El estudio que se realizó con la participación de adultos de California, también encontró que quienes consumían más alimentos poco saludables también tenían más probabilidades de reportar síntomas de trastornos psicológicos que van de moderados a graves, indicó Loma Linda.

La depresión es la principal causa del deterioro de la salud e incapacidad en todo el mundo, y afecta a aproximadamente 322 millones de personas a nivel mundial, incluidas más de 16 millones en los Estados Unidos, de las cuales 6 millones son adultos mayores. Aún más importantes son las primeras investigaciones que demuestran que la nutrición no solo es un factor crucial para la depresión, sino que es un aspecto que la psiquiatría pasa por alto.

Además, los estudios demuestran que las personas mayores que siguieron una dieta DASH (enfoques alimenticios con el objetivo de controlar la hipertensión) tuvieron 11 % menos probabilidades de desarrollar depresión en los siguientes seis años.

Sin embargo, vale la pena señalar que, si bien muchos expertos con enfoques convencionales recomiendan la dieta DASH, ésta no necesariamente es la ideal para una salud óptima, ya que también promueve el consumo de granos enteros y alimentos bajos en grasa, incluidos los lácteos bajos en grasa.

Dado que las grasas saludables, incluidas las grasas saturadas de origen animal y vegetal y los omega-3 de origen animal, son fundamentales para una salud cerebral óptima, es probable que los alimentos poco procesados y con bajo contenido de azúcar de la dieta DASH ayuden a favorecer la salud mental.

Otro aspecto alimenticio para ayudar a mejorar su salud mental es que hay nutrientes específicos que también son esenciales. Si bien cientos de nutrientes son importantes en este aspecto, se destaca a seis o siete, incluidos el zinc, cobre, vitamina B6, folato y S-adenosil metionina (SAM).

Sin embargo, esto no significa que tenga que ir corriendo a comprar diversos suplementos para lograr una buena salud mental por medio de ellos, ya que gran parte de los nutrientes de los suplementos pueden llegar a ser muy peligrosos o muy escasos.

Debe asegurarse de ser deficiente en algún nutriente antes de tomar un suplemento, normalmente al evaluar sus niveles a través de un análisis de sangre.

Otros estudios han demostrado que los alimentos sin procesar, en especial los alimentos fermentados, ayudan a optimizar su microbioma intestinal, lo que favorece una la salud mental óptima, mientras que el azúcar, trigo (gluten) y alimentos procesados se han relacionado con un mayor riesgo de depresión. Ansiedad e incluso suicidio.

El intestino también se comunica con el cerebro a través del sistema endocrino en la vía del estrés (eje hipotalámico-hipofisario-adrenal) y al producir neurotransmisores como la serotonina, dopamina y ácido gamma-aminobutírico o GABA, que mejoran su estado de ánimo. Estas vías de comunicación ayudan a explicar por qué su salud intestinal tiene un impacto tan importante sobre la salud mental.

La conclusión es que, si usted o un ser querido está luchando contra la depresión o algún otro problema de salud mental, recuerde que su alimentación es un aspecto fundamental que no debe ignorar.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario