Vitamin E Vitamin E

PUBLICIDAD

La razón por la que beber sodas de dieta es más peligroso de lo que cree

Si es de los que disfruta beber un par de sodas de dieta al día, si no es que más, entonces hay al menos dos razones por las que debe tener cuidado con este hábito, sobre todo si tiene más de 50 años. Según CNN Health, una nueva investigación demuestra que esas dos o más sodas pueden aumentar su riesgo de desarrollar coágulos que pueden causar derrames cerebrales, ataques cardíacos y muerte prematura.

diet

 

El hallazgo se basa en un estudio realizado por la American Heart Association (AHA, por sus siglas en inglés) y la American Stroke Association (ASA, por sus siglas en inglés). Según indicó CNN, los riesgos fueron más altos para las mujeres que no contaban con antecedentes de enfermedades cardíacas ni diabetes, así como para las mujeres afroamericanas o con obesidad.

 

Puede ser incómodo de escuchar, pero cada vez son más los peligros asociados con las sodas de dieta. Si se considera amante de la soda, entonces tal vez le parezca difícil renunciar a estas bebidas, tanto a las sodas endulzadas con azúcar como a las de dieta. Sin embargo, es una de las medidas más importantes que debe tomar si realmente desea mejorar su salud.

 

La investigación sugiere que, además de los peligros cardiacos que revela el más reciente estudio, cada año, las bebidas azucaradas son responsables de alrededor de 183 000 muertes a nivel mundial, incluyendo 133 000 muertes por diabetes y 6 000 muertes a causa de cáncer.

 

El problema con las sodas normales es su alto contenido de azúcar, en particular de la variedad líquida de jarabe de maíz de alta fructosa (HFCS, por sus siglas en inglés). Además, en el caso de las sodas de dieta, el problema reside en su contenido de endulzante artificial, entre otros aspectos.

 

Incluso los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, afirman que “el consumo frecuente de bebidas endulzadas con azúcar se asocia con un mayor incremento en el peso/obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas, enfermedades renales, enfermedad hepática del hígado graso no alcohólico, caries y cavidades dentales, así como con la gota, que es una forma de artritis”.

 

Por desgracia, como sugiere el artículo de CNN, la soda de dieta no es una alternativa más saludable. Si forma parte de casi la mitad de los adultos de los Estados Unidos que todos los días consume endulzantes artificiales, sobre todo en forma de sodas de dieta (incluso una cuarta parte de los niños también tiene este hábito), es importante que sepa la verdad: Beber sodas de dieta pone su salud en peligro de desarrollar las siguientes afecciones:

 

  • Demencia y derrame cerebral: Tomar una bebida endulzada artificialmente todos los días podría aumentar tres veces su riesgo de sufrir un derrame cerebral y demencia, en comparación con beber menos de una por semana

 

  • Ataque cardíaco: Una investigación en la cual se estudió a alrededor de 60 000 mujeres en la posmenopausia durante aproximadamente 10 años, encontró que tomar solo dos bebidas dietéticas al día puede aumentar de manera drástica su riesgo de muerte prematura por una enfermedad cardíaca

     

  • Síndrome metabólico y diabetes tipo 2: La investigación demuestra que consumir sodas de dieta al menos una vez al día está asociado con un riesgo relativo 36 % mayor de padecer síndrome metabólico y un riesgo relativo 67 % mayor de sufrir diabetes tipo 2, en comparación con no consumirlas en absoluto

     

  • Depresión: Un estudio demostró que aquellos que todos los días bebían más de cuatro latas o vasos de soda de dieta u otras bebidas endulzadas de manera artificial, tenían un riesgo de alrededor del 30 % mayor de sufrir depresión

 

Si esos problemas de salud no son razón suficiente para hacer que deje de consumir sodas de dieta, sepa esto: Una soda de dieta, la cual muchas personas consumen solo para reducir su consumo de calorías con la esperanza de perder peso, en realidad podría hacer que aumente de peso.

 

En abril de 2017, una investigación presentada en ENDO 2017, la 99ª reunión anual de la Endocrine Society en Orlando, Florida, encontró una vez más que los endulzantes artificiales promueven la disfunción metabólica que podría suscitar la acumulación de grasa.

 

El estudio evaluó a la sucralosa (de nombre comercial Splenda) en células madre extraídas de tejido graso humano, lo que reveló que una dosis similar a la que se encontraría en la sangre de una persona que se toma cuatro latas de soda de dieta al día, incrementó la expresión de los genes relacionados con la producción de grasa e inflamación, además de aumentar las pequeñas gotas de grasa en las células.

 

Y para los adultos mayores de 65 años que consumen sodas de dieta, la noticia es aún peor: En comparación con quienes nunca tomaron sodas de dieta todos los días, los consumidores de bebidas dietéticas cuadruplicaron el tamaño de su cintura en un periodo de nueve años.

 

Si tiene problemas para dejar de tomar sodas de dieta u otros productos endulzados de manera artificial, pruebe una técnica llamada Turbo Tapping. Es una versión de la Técnica de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) que está específicamente orientada a combatir los antojos de azúcar.

 

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario