Cómo abordar sus niveles de azúcar en la sangre con 9 alimentos excepcionales

Si padece diabetes o tiene problemas metabólicos que requieren de controlar los niveles de azúcar en la sangre, NDTV proporciona la lista de los 5 “superalimentos ” bajos en carbohidratos que pueden ayudarle, se incluye a las batatas dulces, espinacas, semillas de chia, melón amargo y naranjas.

blood

Cada uno cuenta con sus propias características que ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, pero la siguiente lista de 9 superalimentos es aún mejor, en caso de que también esté cuidando su consumo de fructosa:

  1. Pescado graso bajo en mercurio. Uno de los alimentos más importantes para la diabetes son los mariscos, ya que proporcionan ácido docosahexaenoico (DHA), una grasa esencial de origen animal proveniente de los alimentos. Elija pescados grasos de aguas frías, como el salmón silvestre de Alaska, sardinas, anchoas, arenque y hueva de pescado. Evite los pescados de piscifactoría, ya que pueden ser más peligrosos por su contenido tóxico.

     

  2. Aguacate. Esta fruta es una excelente fuente de grasas saludables, fibra y aproximadamente 20 diferentes vitaminas y minerales, incluido el magnesio, que pueden ayudar a controlar el azúcar en la sangre.

     

  3. Semillas. Junto con las semillas de chía, puede probar un poco de semillas de calabaza, girasol, sésamo negro y comino negro, que contienen magnesio, un elemento importante para controlar la resistencia a la insulina y el metabolismo de la glucosa.

     

  4. Fibra. Esta se encuentra en forma de frutas y vegetales frescos—los altos niveles de fibra han demostrado mejorar la glucemia, así como la sensibilidad a la insulina y leptina en personas con y sin diabetes por igual. Algunas de las mejores fuentes de fibra incluyen a la coliflor, brócoli y otros alimentos crucíferos, tubérculos y alcachofas, por nombrar algunos ejemplos.

     

  5. Nueces de Castilla. Las investigaciones demuestran que un mayor consumo de frutos secos está relacionado con un menor peso corporal, lo que puede ser útil para mantener los niveles normales de azúcar en la sangre. En particular, las nueces de castilla son una opción saludable para las personas con diabetes, ya que son altas en fibra y grasas saludables.

     

  6. Espinacas. Además del magnesio, también son una excelente fuente de potasio, cuyos bajos niveles se han relacionado con un mayor riesgo y complicaciones de la diabetes.

     

  7. Fresas. La fisetina, una sustancia presente en las fresas, ha demostrado prevenir las complicaciones renales y cerebrales en ratones con diabetes. Los estudios con la participación de humanos también han demostrado que las personas que consumen muchas bayas, como las fresas y moras azules, presentan menor riesgo de diabetes, ataques cardíacos y demencia. Sin embargo, debe asegurarse de elegir fresas orgánicas, ya que las cultivadas de forma convencional podrían estar muy contaminadas con pesticidas.

     

  8. Jengibre. Las investigaciones sugieren que el jengibre podría ayudar a disminuir los niveles de azúcar en la sangre en ayunas en las personas con diabetes. Parte de este efecto se relaciona con su capacidad antiinflamatoria. De hecho, por lo general las dietas antiinflamatorias son útiles para prevenir la diabetes.

     

  9. Canela. Un estudio demostró que los participantes que tomaron una dosis alta de canela disminuyeron de 8.9 % a 8 % sus niveles promedio de azúcar en la sangre. Incluso, quienes tomaron una dosis más baja experimentaron una leve disminución.

En general, el consumo de almidones resistentes a la digestión también podrían ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Esto se refiere a las fibras alimenticias de baja viscosidad que resisten la digestión en el intestino delgado y se fermentan lentamente en el intestino grueso, lo que después ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre.

Los alimentos con alto contenido de almidón resistente a la digestión incluyen a ciertas frutas sin madurar, en particular al plátano, papaya y mango, así como frijoles blancos, lentejas, semillas y productos como almidón de papa, tapioca y harina de arroz integral.

Lo curioso es que cocinar un almidón que normalmente es digerible, como la papa o pasta, y luego enfriarlo en el refrigerador podría alterar su química y convertirlos en almidones del tipo resistente
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario