MCT Oil MCT Oil

PUBLICIDAD

3 hábitos alimenticios que lo acercarán a la felicidad

Una nueva investigación demuestra que una alimentación deficiente puede afectar a su cerebro, de manera que, es posible que en un futuro próximo las consultas con el nutriólogo sean parte de su tratamiento para la depresión, según Forbes.

happy

Los datos más recientes provienen de un pequeño ensayo realizado con 67 personas que sufren de depresión. Las personas que cambiaron su alimentación para incluir mayores cantidades de alimentos vegetales,  así como fibras, grasas y proteínas saludables reportaron un incremento en su felicidad.

No es un secreto que comer los alimentos correctos puede mejorar su estado de ánimo, pues tal como lo confirman las investigaciones anteriores su alimentación puede tener un efecto enorme en su salud mental. Además, es cierto que los alimentos que promueven la buena salud mental lo hacen por medio de optimizar si microbioma intestinal, eliminando la inflamación, revirtiendo la resistencia a la insulina y optimizando la función mitocondrial.

En resumen, esto nos indica que es posible “alimentarse de felicidad”. Entonces ¿cómo lo puede lograr? Aquí hay tres hábitos alimenticios que son clave para cambiar su estado de ánimo, así como su salud en general:

1. Renuncie de inmediato a los alimentos refinados y procesados, incluyendo al azúcar: Las investigaciones demuestran que una alimentación baja en azúcar y alta en vegetales y frutas frescas puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir depresión. Por otro lado, también nos demuestran que el azúcar, el trigo (gluten) y los alimentos procesados se han relacionado con un mayor riesgo de depresión, ansiedad e incluso suicidio.

Por ejemplo, en un estudio, los hombres que consumían más de 67 gramos de azúcar al día tenían un incremento del 23 %  en sus probabilidades de desarrollar ansiedad o depresión en el transcurso de cinco años en comparación con aquellos cuyo consumo de azúcar era inferior a 40 gramos diarios (lo cual sigue siendo mucho más alto que los 25 gramos diarios recomendados para una salud óptima).

2. Llene su cuerpo con fibra y asegúrese de que parte de esa fibra provenga de vegetales fermentados: La fibra y los alimentos fermentados tienen todo tipo de beneficios para la salud y uno de ellos es que optimiza y mantiene la salud de su microbioma intestinal. Los estudios demuestran que un microbioma dañado podría ser el culpable de detonar casos de enfermedades neuropsiquiátricas como la esquizofrenia y el trastorno por déficit de atención.

Es muy importante entender que la enorme influencia que su alimentación en su salud mental, por lo que es importante que considere seriamente los beneficios de la fibra en su intestino y en su cerebro. Puede reforzar su intestino con alimentos como el chucrut y kéfir, así como el ajo crudo, puerros, raíces de achicoria, alcachofas de Jerusalén y plátanos.

3. Incorpore grasas saludables y otros alimentos que estimulen su estado de ánimo y metabolismo: Por ejemplo, el chocolate negro, el café y las grasas omega-3 de origen animal, así como los beneficios antiinflamatorios de la cúrcuma, tienden a mejorar su estado de ánimo. Una forma de encaminarse en la dirección correcta es enseñarle a su cuerpo a quemar grasa como combustible, que es lo que ocurre en una dieta cetogénica. Entre las grasas más importantes para la función cerebral y la salud mental están las omega-3.

Otro detalle que no debe olvidar es que aquello que no come puede ser más relevante que aquello que sí. De hecho, si bien hay muchos “súper alimentos” que reducen la inflamación, mejoran la función mitocondrial y disminuyen el riesgo de resistencia a la insulina, los cuales son factores relacionados con la depresión, puede que en realidad sea de mayor importancia fijarse en qué hay que dejar de comer.

Es poco probable que al agregar algunos súper alimentos a una alimentación que en general es deficiente se produzcan resultados significativos. Por lo tanto, es importante que entienda que, a menos de que cuente con los cimientos correctos, ésta será una batalla interminable y eso significa hacer un verdadero esfuerzo por consumir alimentos reales y deshacerse del azúcar y los alimentos procesados si en verdad desea “alimentarse de felicidad”.

 

 

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario