Vitamin C Vitamin C

PUBLICIDAD

60 químicos tóxicos impregnados en un el pañal de su bebé

Herbicidas, interruptores endocrinos, dioxinas, pesticidas, formaldehído y más. En Francia, los expertos en seguridad realizaron pruebas en los pañales desechables para bebés y encontraron con que contenían una larga lista de productos químicos: desde el glifosato (un herbicida agrícola que contribuye al linfoma no hodgkin), hasta hidrocarburos para combustible y compuestos químicos para las fragancias.

diaper

Sustainable Pulse informó que algunos de los 60 productos químicos que se descubrieron tienen efectos cancerígenos y mutagénicos, así como tóxicos para la reproducción, y que la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria del Medioambiente y el Trabajo ha emitido una advertencia mundial sobre “la presencia de diferentes productos químicos dañinos en los pañales desechables, los cuales se pueden trasladar a la orina y entran en contacto prolongado con la piel de los bebés”.

Si lo anterior no lo pone a dudar acerca de lo que hay en los productos que compra, ya sea ropa, comida o pañales para su bebé, entonces sería bueno que recuerde la siguiente información. Hace unos meses, el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) encontró con que había restos de glifosato en cereales de la marca Cheerios, en la avena instantánea de Quaker Dinosaur Eggs, en las barras de granola de Nature Valley, en la avena de Quaker y en la granola de Back to Nature.

De hecho, en Estados Unidos se ha detectado la presencia de glifosato en el complemento alimenticio conocido como PediaSure Enteral Formula, comercializado como un producto para niños y bebés. El 30 % de las muestras analizadas contenía concentraciones de glifosato de más de 75 partes por billón (ppb). Dichas concentraciones son mucho más altas que aquellas que destruyen las bacterias intestinales debido al consumo de pollo (0.1 ppb).

Lo que es peor es que, hasta ahora, la exposición a este químico, incluso en niveles bajos, se ha relacionado con una gran cantidad de riesgos para la salud.

Entonces, ¿qué debe hacer como consumidor, sobre todo si tiene un bebé? Puede que no sea la opción más conveniente, pero los pañales de tela hechos de algodón orgánico al 100% son la mejor alternativa cuando se trata de pañales. Es bueno que también reconsidere su propia ropa, ya que las microfibras sintéticas de la ropa se están convirtiendo en un grave contaminante del agua. Con el tiempo, dicha contaminación llega a los lagos y océanos, para luego terminar en el suministro de alimentos.

De hecho, se han encontrado enormes concentraciones de estas microfibras en los sedimentos de las playas que se encuentran cerca de las plantas de tratamiento de aguas residuales. Estas fibras también se han encontrado en la sal de mesa y en el pescado que se comercializa para el consumo humano.

Si la presencia de residuos de glifosato en su comida le preocupa, puede ayudar a generar un cambio contactando a las compañías que manufacturan su comida. Hágales saber que prefiere comer alimentos sin residuos de glifosato y que, en caso de no ver un cambio, buscará otras marcas con productos más sanos.

También revise su presupuesto y deje de comprar alimentos procesados para usted y para su bebé. Compre alimentos orgánicos y use un procesador de alimentos para preparar comida más sana para su bebé.

Otra acción que puede tomar es unirse a las campañas para eliminar el uso del glifosato antes de la cosecha. El glifosato se usa a menudo como agente desecante en los cultivos al final de la temporada de cosecha para que puedan ser recolectados con mayor rapidez. Mientras que la industria afirma que los residuos de este producto químico no llegan hasta los consumidores, las pruebas han demostrado lo contrario, lo cual representa una preocupación que los padres no deberían tener.

Recuerde: el cambio comienza en casa. Cuando se trata de operaciones industriales, se requiere que muchas personas trabajen en conjunto para luchar contra la contaminación química y ambiental. Tal vez no crea que una sola persona pueda marcar la diferencia, pero si varias personas se van sumando de una en una, entonces pueden provocar un gran cambio que beneficiará a todo el mundo.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario