MCT Oil MCT Oil

PUBLICIDAD

Hacer ejercicio por la noche o no, ésa es la cuestión

Una interesante columna en Guy Counseling sugiere que todo lo que nos habían dicho sobre el hecho de que hacer ejercicio por las noches afecta el sueño no es tan cierto como se pensaba. Parece que un estudio suizo en el que los participantes hicieron ejercicio vigoroso y levantamiento de pesas por la noche demostró que hacer ejercicio a esa hora del día incluso podría beneficiar su sueño.

Sober

Aunque hicieron algunas advertencias: Primera, el ejercicio debería ser “moderado” y unas cuatro horas antes de irse a la cama y segunda, el estudio demostró que si el ejercicio es demasiado vigoroso y se hace una hora antes de irse a la cama, sí puede alterar el sueño, así que es importante considerar cuidadosamente el tipo de ejercicio que decida hacer. Los investigadores también advirtieron que este era solo un estudio y que no todas las personas responden al ejercicio de la misma manera.

El insomnio después del ejercicio no es algo nuevo, ya que hay muchos reportes de personas que tienen problemas para dormir después de hacer ejercicio por las noches. Una de las razones de este problema es que sus músculos tienen su propio ritmo circadiano, que se adapta mejor a un buen entrenamiento durante el día que al ejercicio intenso por la noche.

Así que una de las razones por la que le cuesta trabajo dormir después de hacer ejercicio podría ser que no debe ejercitarse demasiado ni estimular sus músculos poco antes de irse a la cama. El punto aquí es que si su entrenamiento será vigoroso entonces debe hacerlo por la mañana o la tarde.

Dicho esto, la mayoría de las personas duermen mejor después de hacer ejercicio. Por lo que, si prefiere hacer ejercicio por las noches y además, no interfiere con la calidad de su sueño, entonces siga haciéndolo. Pero si por el contrario, le cuesta trabajo quedarse dormido, entonces podría implementar el método militar para preparar su cuerpo para dormir.

Esto implica relajarse profundamente durante unos dos minutos y entrenar su cuerpo para que se relaje más rápido, pero poco a poco y una parte de su cuerpo a la vez. Sin embargo, si hace ejercicio por las noches y le cuesta mucho trabajo quedarse dormido sin importar que estrategia emplee, entonces lo mejor será cambiar su rutina.

Considere realizar sesiones de ejercicio por las noches menos extenuantes como yoga, pilates o incluso una caminata. O solo trate de disminuir la intensidad del ejercicio que está haciendo. El yoga restaurativo es particularmente beneficioso para reducir el estrés, relajarse y dormir bien.

Otro beneficio del ejercicio vigoroso por la mañana es que puede hacerlo durante el ayuno, lo que aumentará los beneficios que recibe. Las investigaciones han demostrado que hacer ejercicio con el estómago vacío sirve para prevenir el aumento de peso y la resistencia a la insulina.

Si no está seguro sobre a qué hora hacer ejercicio, puede basarse en su experiencia, es decir, puede hacer pruebas, un mes hacer ejercicio por las mañanas y al siguiente mes por las noches, según su horario se lo permita.

Se ha demostrado una y otra vez que el ritmo circadiano es muy importante para la salud humana y se ha sugerido que para optimizarlo lo mejor es hacer ejercicio por la tarde, entonces el ejercicio por la mañana puede ser la mejor opción.

Sin embargo, al final lo mejor que puede hacer es escuchar a su cuerpo y dejar que lo guíe para decidir qué hora del día es la que mejor se adapta a sus necesidades individuales. Para muchas personas, la “mejor” hora para hacer ejercicio también puede variar día con día debido a su agenda y eso también está bien.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario