MCT Oil MCT Oil

PUBLICIDAD

¿Por qué estos 5 alimentos y productos de consumo con aluminio pueden ser nocivos?

Durante décadas, el papel aluminio ha sido un artículo básico y favorito en la cocina, pero a pesar de las prácticas y creencias de las generaciones pasadas, no debe utilizarlo para almacenar las sobras de alimentos. 

Según informó MSN.com, este elemento simplemente no cumple con los requisitos para proteger herméticamente los alimentos que desea consumir después. En primer lugar, no importa que tan ajustado lo envuelva, no le brindará las condiciones de hermeticidad que necesita para retardar el desarrollo bacteriano y prolongar la frescura de los alimentos.

En lo personal, nunca utilizo aluminio. Este elemento es neurotóxico, independientemente de su presentación, y los estudios han demostrado que la contaminación por aluminio en alimentos, medicamentos y artículos de consumo es mucho más grave de lo que se creía.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en los Estados Unidos, el adulto promedio consume alrededor de 7 a 9 mg de aluminio al día por medio de sus alimentos, y una menor cantidad a través del aire y agua. 

Cuando se realizaron pruebas de laboratorio, se encontró contaminación por aluminio en una gran cantidad de productos comerciales, desde alimentos y bebidas, hasta productos farmacéuticos, lo que sugiere que el proceso de fabricación por sí solo es parte importante del problema.

El aluminio puede encontrarse en diversos alimentos y artículos de consumo, como, por ejemplo:

  • Alimentos tales como polvo para hornear, harina con levadura, sal, fórmula para bebé, crema para café, productos horneados y alimentos procesados, colorantes y aglutinantes

     

  • Medicamentos, como antiácidos, analgésicos, antidiarreicos y otros; y aditivos tales como estearato de magnesio

     

  • Vacunas como las que se aplican contra la hepatitis A y B, Hib, DTaP (difteria, tétanos, tosferina), vacuna neumocócica, Gardasil (HPV) y otras
  • Cosméticos y productos para el cuidado personal, como antitranspirantes, desodorantes (incluyendo los cristales de sal hechos de alumbre), cremas, protectores solares y champú
  • Productos a base de aluminio, como papel aluminio, latas, contenedores de jugo, envases de hojalata y botellas de agua

La contaminación adicional se produce cuando los alimentos entran en contacto con utensilios de aluminio y otros elementos como el papel aluminio con el que envuelve sus alimentos.

Si cocina los alimentos en papel aluminio, generará su propia contaminación. Una investigación encontró que cocinar las carnes en papel aluminio puede incrementar la concentración del elemento. Los investigadores concluyeron que "comer alimentos preparados en papel aluminio podría conllevar un riesgo al sumarse a otras fuentes de aluminio".

Al igual que muchas toxinas, lo más preocupante es que no solo se trata de una exposición generalizada—sino que, es el efecto acumulativo de muchas exposiciones más pequeñas que con el tiempo pueden provocar una excesiva carga de metales tóxicos y deterioro de la salud.

Y, por último, el aluminio puede impactar directamente al cerebro y sistema nervioso central—hoy en día, los casos de Alzheimer han aumentando rápidamente, este es un problema importante, en especial porque ahora tenemos evidencia documentada de que exponerse al aluminio a largo plazo puede dañar el tejido cerebral y provocar una enfermedad degenerativa.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario