Women Probiotics Women Probiotics

PUBLICIDAD

¡Deténgase y tírela! La lechuga romana vuelve a ser notica

Si piensa que esto ya lo había visto en algún lado, está en lo cierto. La lechuga romana vuelve a ser noticia, pues se han emitido nuevas advertencias de que puede estar contaminada con E. coli, una bacteria que puede causar diarrea, vómitos, retortijones estomacales e incluso insuficiencia renal.

lechuga

En este caso no se han reportado muerte hasta el momento, sin embargo y de acuerdo con CNN Health, 32 personas se han visto afectadas en 11 estados del país, de las cuales 13 fueron hospitalizadas.

Las enfermedades también se están presentando en Canadá.

Y aunque no se sabe a ciencia cierta la fuente directa de las mismas, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos insta a todos a que se deshagan de la lechuga romana que puedan tener en sus hogares, ya sean cogollos enteros, corazones o bolsas y cajas de lechuga cortada, así como mezclas para ensaladas – aun y cuando ya haya comido cierta cantidad y no se haya enfermado.

En la actualidad tal parece que no puede pasar una semana sin que se lleve a cabo un retiro de alimentos de algún tipo. Si le interesa saber algunas de las cifras estremecedoras, solo entre 2009 y 2015, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos informaron 5 760 brotes transmitidos por los alimentos, que provocaron 100 939 enfermedades, 5 699 hospitalizaciones y 145 muertes.

Los vegetales contaminados provocaron el 10 % de estas enfermedades. Cuando durante el verano diversos estados reportaron este otro brote de E. coli vinculado a la lechuga romana, todos los indicios apuntaban a una granja industrial circundante cuyos vertidos pudieron haber ingresado a un canal que se utiliza para irrigar la lechuga.

A finales de junio, los CDC publicaron su actualización final e indicaron que 210 personas se habían infectado en 36 estados, 96 fueron hospitalizas (de las cuales, 27 desarrollaron insuficiencia renal) y 5 perdieron la vida.

Le reitero: la FDA determinó que la fuente de esta mortífera enfermedad parece ser los vertidos de las lagunas de estiércol que provienen de las operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO, por sus siglas en inglés). Por si fuera poco, ya se ha comprobado que las CAFO son una de las principales fuentes de contaminación hídrica en todos los Estados Unidos.

¿Cómo puede usted y su familia mantenerse a salvo de las enfermedades transmitidas por los alimentos? La Universidad Estatal de Colorado nos propone las siguientes pautas:

  • Antes de tocar y preparar los productos, lávese las manos con agua y jabón
  • Use diferentes tablas para cortar carnes, así como frutas y vegetales con el fin de evitar la contaminación cruzada
  • Almacene sus frutas y vegetales lejos de las carnes crudas, aves de corral y productos de origen marino para evitar la contaminación cruzada en su refrigerador
  • Lave sus frutas o vegetales hasta que vaya a consumirlos y enjuáguelos bien.
  • Para eliminar los residuos de pesticidas, puede usar un baño de asiento con bicarbonato de sodio. Se ha demostrado que este elimina los pesticidas y otras toxinas de los productos de manera mucho más efectiva que otros desinfectantes.

Estas recomendaciones son muy buenas, sin embargo, en mi opinión, la mejor opción que tiene es cultivar sus propios alimentos. Ya sea lo haga en un huerto, contenedores o bandejas, no se arrepentirá de haber invertido tiempo y energía para cultivar alimentos saludables de cosecha propia. Las verduras de hoja verde, como la lechuga, se encuentran entre las hortalizas más fáciles de cultivar y son muy prolíferas.

Si siembra nuevas semillas cada 10 días, puede obtener múltiples cosechas a lo largo de la temporada de crecimiento. Incluso puede cultivar ciertas verduras durante todo el año en función del lugar donde resida. Para comenzar, consulte mi artículo "Cultive sus propios alimentos".

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario