Spring Sale Spring Sale

PUBLICIDAD

8 Consejos para tener una fiesta de cumpleaños saludable

Por Danielle Romero

Desde hace unos cuatro años en los cumpleaños de mis hijos he buscado la forma que sean saludables, en congruencia al estilo de vida que llevamos en casa y que además sirva como un espacio para educar.

Ha funcionado muy bien, y me llena de dicha ver a los pequeños entusiasmados comiendo sus frutas que muy creativamente les hemos propuesto, en vez de cualquier golosina que se acostumbran ofrecer en este tipo de eventos.

Sí, sí claro, son niños, y comen saludable todo el tiempo, de modo que un día al año que superen las regulaciones del consumo de azúcar de la OMS, seguramente no pase nada.

Cumpleaños salusable

El tema es que no solo es el cumpleaños de su hijo, sino de todos los demás compañeritos a lo largo del año escolar, y entre la piñata, el pastel, la mesa de dulces, el cotillón (la bolsita de dulces que su hijo se lleva a casa de recuerdo) y el payaso que reparte golosinas a rienda suelta, son días en que los atiborramos de azúcares, aditivos y colorantes.  

Súmele a todo eso, la cantidad de bolsitas plásticas y todo el desecho que termina en la basura, con sus eventuales implicaciones para el planeta. Así que las celebraciones de cumpleaños y de Halloween son un día que puede usted usar para también hacer consciencia.

Aquí les comparto algunos tips para que hacer su fiesta saludable:

  1. ¡Prepare sus bebidas para la fiesta! No le de a sus invitados ni a sus hijos, refrescos, sodas ni ninguna otra bebida comercial llena de azúcares, aditivos y colorantes. No, no es divertido, y mucho menos saludable. Compre un bonito dispensador de agua, y prepare agua de Jamaica, limón, pepino, sandía, endulce con piloncillo e incluso agregue chía para hacerlo más original.
  2. Ponga frutas en la mesa de dulces puede usar cortadores de galletas de diferentes formas y tamaños y hacerlo más divertido. Compre unos palitos de madera para hacer pinchos, y hágalos ¡de fruta! Permitiendo que los niños lo armen escogiendo sus favoritas.
  3.  Compre galletas artesanales o prepárelas en casa. Puede hacerlas de amaranto, de avena, o incluso de harina con chispas de chocolate, pero mucho más saludable que cualquier marca comercial que compre en el supermercado. Además, puede involucrar a sus hijos en la preparación, lo que hará que los preparativos de la fiesta sean más divertidos y llenos de entusiasmo.
  4. En los centros de mesa para compartir en vez de las papitas de bolsas y cualquier otra fritura, ponga verduras como palitos de zanahoria y pepino, un buen guacamole y hummus. También es buena opción unas tostadas horneadas para acompañar.
  5. Busque que la piñata lleve juguetes y menos golosinas.
  6. Evite el plástico y sirva a granel. Es impresionante la cantidad de plástico y unicel que se usan en este tipo de eventos. En este momento en que se está haciendo más consciencia sobre la contaminación de nuestro planeta, es mejor que ponga su granito de arena y evite sacar bolsas negras llenas de desperdicio de 4 horas de diversión. Use bolsitas de tela para la piñata, use opciones biodegradables.
  7. ¡No, los niños no solo comen pizza y hordogs en las fiestas infantiles! Muchas veces he hablado de este tema. Lo mismo pasa en los menús infantiles en los restaurantes, y sigo sin entender porqué tenemos la idea que los niños comen pizzas, Nuggets y hotdogs. Usted rompa con esa creencia y ofrézcales a los niños un buen menú saludable en la fiesta. Prepare arroz con verduras, pasta con una buena salsa de tomate casera, unos paninis de vegetales, que les encantará.
  8. Busque una opción de pastel sin azúcar.

Y aprovechando que estamos en el mes de Halloween, conviértase en la familia ejemplo y cuando toquen el timbre y escuche “Trato o truco”, ofrezca alguna galleta casera o una fruta a sus vecinos.

En México como en muchos otros países, los niños conviven en ambientes obesogénicos. Todo lo que tienen a la vista los engorda, los enferma. Usted puede hacer esa pequeña diferencia cuando haga un evento con niños.

Para que tenga una idea de cómo están las cosas, en México se consumen 163 litros de refrescos y bebidas azucaradas, y más de 19 kilos de pasteles y golosinas por persona al año.

La probabilidad de que un niño sea obeso aumenta 60% por cada refresco que toma al día, al mismo tiempo aumenta la probabilidad de padecer diabetes y otras enfermedades relacionadas con la diabetes pues al ingerir 1 o 2 bebidas a diario se incrementa 25% el riesgo de padecer diabetes[1]

Sobre el Autor

Danielle Romero es venezolana-mexicana, mamá, ingeniera de profesión, MBA por el ITAM, certificada como Integrative Nutrition Health Coach por el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York, Diplomada en Nutrición Infantil por la Universidad del Colegio Latinoamericano de Educación Avanzada C.L.E.A, actualmente cursa una Maestría Internacional en Nutrición Infantil en Esneca Business School de España, columnista en la revista corposano, conferencista, activista y promotora de la alimentación infantil, escritora, influencer, y fundadora del espacio Jugos para el Alma, una comunidad conformada con más de 450 mil seguidores.

Fuentes y Referencias

[1] El poder del consumidor y alianza por una salud alimentaria https://elpoderdelconsumidor.org/

https://alianzasalud.org.mx/

 

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario