Vitamin C Vitamin C

PUBLICIDAD

‘Tomarse con el estómago vacio’ ¿Cómo saber cuándo el estómago está vacío?

¿Alguna vez se ha preguntado por qué parece sentir hambre solo un par de horas después de haber comido un gran plato de pasta con panecillos? Puede deberse a que los carbohidratos--que componen gran parte de la pasta y el pan--transitan rápidamente a través del estómago.

Por otro lado, las grasas tardan más en digerirse que las proteínas o carbohidratos. Y, por supuesto, los sólidos tardan más que los líquidos.

Estomago Vacio

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, define un estómago vacío como una hora antes de comer y dos horas después de comer; sin embargo, The New York Times le advierte de no confiar en esa definición si está tomando un medicamento que depende de qué tan vacío--o lleno--se encuentre su estómago.

En ese caso, debe leer las etiquetas del medicamento y las instrucciones de la dosis, ya que cada medicamento tiene instrucciones distintas sobre cuándo debe tomarse, con respecto a un estómago lleno o vacío.

Es interesante que The New York Times se haya esmerado tanto en sus informes como para mencionar que las grasas permanecen más tiempo en el estómago que las proteínas o carbohidratos, porque esa es una de las razones por las que no siente hambre cuando logra quemar grasas como combustible, en lugar de depender de los carbohidratos y proteínas para sentirse satisfecho.

Desde la perspectiva fisiológica simplemente no puede llenarse de carbohidratos y azúcar porque su metabolismo no lo permitiría.

Por otra parte, esa también es la razón por la que las dietas bajas en grasa simplemente no funcionan a largo plazo.

Cuando priva su cuerpo de grasas saludables y de buena calidad, el organismo recurre al único combustible que tiene disponible, y por lo general son los azúcares y carbohidratos de alimentos procesados, y si continúa llevando una alimentación como esa, con el tiempo terminará padeciendo síndrome metabólico y su cuerpo terminara recurriendo a algunos de los medicamentos que toma con el estómago lleno o vacío, dependiendo de cuál sea su caso.

La conclusión es que llevar una alimentación baja en grasas y carbohidratos no solo contribuye a los trastornos metabólicos, sino que también le impide tener una función mitocondrial saludable, lo que contribuye al desarrollo de enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes y enfermedades cardíacas.

Por otro lado, los estudios sugieren que una alimentación baja en carbohidratos y rica en grasas—así como comer con menos frecuencia—podría ser la respuesta real a la epidemia de obesidad.

La idea de que el cuerpo necesita consumir glucosa con regularidad para obtener energía se ha convertido en un mito profundamente arraigado que provoca hambre y deseo por consumir más azúcar y carbohidratos.

Es importante tomar en cuenta que no todas las calorías son iguales, y es por eso que contar calorías no funciona para bajar de peso y mantener una buena salud a largo plazo.

Los efectos metabólicos de las calorías difieren según su fuente--la caloría de un Twinkie no es equivalente a una caloría de un aguacate o fruto seco.

Ahora bien, consumir snacks en exceso es un importante factor que contribuye a la obesidad, por lo tanto, para bajar de peso y no recuperarlo, es posible que deba reducir la frecuencia de sus comidas—y consumir grasas saludables en lugar de carbohidratos puede ayudarle a conseguirlo.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario