Obtenga tan solo $7.99 dólares por botella Aceites y vinagres bionámicos Paquete de 3 y tan solo $3.32 dólares por frasco Salsas bionámicos y más Pacquete de 6 Obtenga tan solo $7.99 dólares por botella Aceites y vinagres bionámicos Paquete de 3 y tan solo $3.32 dólares por frasco Salsas bionámicos y más Pacquete de 6

PUBLICIDAD

Esta es la razón por la que debería tomar un baño frío

Es probable que en un día frío, un baño de agua caliente y vapor, sea lo primero que se le venga a la cabeza, pero si su día ha estado lleno de estrés, tal vez debería considerar abrir el grifo de agua fría.

The Epoch Times informa que un baño frío no solo puede ayudarle a “refrescarse” emocionalmente, sino que también puede mejorar la circulación sanguínea, abordar problemas de dolor y por ende dejarlo con un mejor estado de ánimo.

Hay muchas razones por las que creo que tomar una ducha fría es excelente, aunque solo sea para aumentar el tejido adiposo marrón en su cuerpo--el tipo de grasa que es bueno tener, ya que la grasa marrón quema más energía (calorías).

Baño

Aunque su primera reacción al frío sea estremecerse, el cuerpo eventualmente produce suficiente grasa marrón para controlar la producción de calor y quemar esas calorías adicionales, lo que estabiliza la glucosa en la sangre e incluso le ayuda a dormir mejor.

Exponerse al frío por razones terapéuticas (crioterapia) también puede ser útil, porque durante la exposición al frío, el cuerpo aumenta la producción de norepinefrina en el cerebro, que está involucrada en la concentración y atención.

Las temperaturas más frías también ayudan a pensar con mayor claridad, y los investigadores han descubierto que las personas realizan mejor sus tareas cuando la temperatura ambiente es más baja en comparación con temperaturas más altas.

Esto también favorece a las mitocondrias, y el hecho de que la termogénesis inducida por el frío (exposición al frío) aumenta el número de mitocondrias y mejora su función en general, explica muchos de los beneficios asociados con la crioterapia. Aunque a algunas personas les gusta acudir a spas o clubes de salud para recibir crioterapia, puede hacerlo en casa:

  • Aplique una bolsa de hielo o gel frío
  • Aplique una toalla helada (solo humedezca una toalla y congélela) o masajee el área con cubos de hielo
  • Tome una ducha fría o alterne el agua entre fría y caliente al tomar un baño
  • Tome un baño de hielo
  • Ejercítese en clima frío con pocas prendas de vestir
  • Salte a una piscina sin calefacción después del sauna o ejercicio
  • Nade en el océano cuando las temperaturas del agua sean bajas
  • Baje el termostato de su casa en invierno a aproximadamente 60 F

Ahora bien, 30 minutos en un sauna únicamente tres veces por semana puede ayudar a reducir su ritmo cardíaco, aumentar el volumen plasmático y optimizar el flujo sanguíneo hacia su corazón, músculos y otros tejidos.

Si decide probar sumergirse en agua fría al nadar en una piscina sin calefacción después del sauna, considere que la crioterapia tiende a tener más riesgos que el sauna, por lo que puede comenzar a practicar poco a poco hasta que se acostumbre, en lugar del saltar al agua demasiado fría, ya que el frío provoca la vasoconstricción aguda que podría ser peligrosa si padece una enfermedad cardíaca.

Es probable que tomar rápidamente una ducha fría sea bueno, pero evite los baños de hielo u otras técnicas de inmersión en agua extremadamente fría.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario