Women Probiotics Women Probiotics

PUBLICIDAD

El nuevo análisis PURE promueve los beneficios de los lácteos como la leche y el yogur

En un súbito cambio que muy probablemente haya dejado pendiendo de un hilo a los partidarios de los lácteos bajos en grasas y sin lactosa, los investigadores afirman que los productos lácteos no solo son beneficiosos, sino que también lo son en las versiones con pleno contenido de grasa.

Los resultados del estudio conocido como "PURE" – por las siglas en inglés de Estudio Prospectivo de Epidemiología Urbana y Rural – han demostrado que las personas que consumen 2 porciones de productos lácteos al día tienen una probabilidad 16 % menor de experimentar incidentes cardiovasculares.

De acuerdo con el sitio tctMD, esto incluye a los lácteos con un alto contenido de grasa que en la actualidad son vilipendiadas por las pautas alimentarias del gobierno.

Leche

Sin embargo, los defensores de los lácteos con poca grasa, aseguran que esto no los hará cambiar de opinión ni modificará el sentido en el que han estado dirigiendo sus esfuerzos.

Era de esperar que los impulsores de los productos bajos en grasa se opusieran y se negaran a reconsiderar el desgastado camino que han labrado contra las grasas y los productos lácteos saludables, como la leche sin pasteurizar en cualquier forma, ya sea queso, yogur o un vaso de leche pura.

Desde la perspectiva de la leche sin pasteurizar, existen diversas razones por las que resulta mucho mejor en comparación con cualquier otro producto pasteurizado y homogeneizado del supermercado.

La leche sin pasteurizar es completamente diferente y es, por mucho, la opción más saludable ya que contiene proteínas, probióticos, enzimas, omega-3, calcio y una variedad tanto de vitaminas como de minerales.

Desde la perspectiva de la grasa, la investigación ha desacreditado las recomendaciones de productos bajos en grasa y sin grasa que nos han impuesto los grandes de la industria de la agricultura y los productos lácteos, al igual que las regulaciones gubernamentales.

De forma paralela, se ha demostrado que las grasas saturadas NO obstruyen las arterias ni promueven las cardiopatías.

Y en lo que respecta a las grasas saturadas de la leche, los análisis de un estudio revelaron que la tasa de mortalidad durante un período de 22 años era idéntica a pesar de los niveles – un hallazgo que exime a la leche entera como un exterminador de la salud.

De hecho, las personas con niveles más altos de ácido heptadecanoico – un componente de la grasa butírica – tienen un riesgo 42 % MENOR de sufrir un derrame cerebral.

Además, otra investigación ha demostrado que consumir queso con un alto contenido de grasa aumenta el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés), que, se cree, protege contra las enfermedades metabólicas y cardíacas.

La conclusión es que desde hace tiempo sabemos que los lácteos ricos en grasa son beneficiosos para su salud.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario