Women Probiotics Women Probiotics

PUBLICIDAD

El ayuno se vincula con una mayor longevidad

Cada vez más investigaciones señalan al ayuno como la clave para una mejor salud y longevidad, tal como indica otro estudio publicado en la última edición de la revista Cell Metabolism.

Aunque este estudio se realizó en ratones en lugar de humanos, demostró que hacer una comida al día se asoció con una vida más larga y mejores resultados en la enfermedad hepática relacionada con la edad y los trastornos metabólicos.

Los investigadores dijeron para Newsweek que sus hallazgos "sientan las bases para futuros estudios" con humanos, a medida que exploran formas de controlar el peso y los trastornos metabólicos.

Ayuno

No sé cuántos estudios científicos más hacen falta para confirmar que el ayuno es una estrategia efectiva para el prevenir el envejecimiento, pero una cosa que sí sé es que ya hay pruebas prácticas de que funciona.

Si decide intentarlo, lo más interesante del ayuno es que no significa matarse de hambre. Por el contrario, debe comprometerse de una manera planificada en la que si lo realiza correctamente, no pasará hambre. Esta es una de las razones por las que promuevo el ayuno intermitente o ciclos de ayuno y alimentación.

Si lo hace correctamente, los resultados pueden ser sorprendentes. Si lo practica junto con una dieta cetogénica para quemar grasas como combustible, que incluye la eliminación del exceso de azúcar y la restricción del consumo de proteínas, el ayuno intermitente solo podrá hacerlo sentir mejor.

Y los resultados sistémicos son asombrosos, tales como:

  • Ayunar induce la señalización metabólica que reduce el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer
  • Ayunar reduce el número de radicales libres en su cuerpo y renueva su sistema inmunológico al regular la producción de células madre
  • Ayunar desencadena la autofagia (mitofagia en la mitocondria), un proceso que limpia las células dañadas y reduce la respuesta inflamatoria

Todo esto se reduce la posibilidad de que el ayuno le agregue años a su vida. Si bien gran parte de la investigación se centra en el ayuno intermitente, el término más nuevo para esto se conoce como alimentación restringida, lo que promueve alimentarse dentro de un corto período de tiempo, que por lo general va de seis a ocho horas.

En resumen, aunque al principio pueda parecer abrumador y complicado, el ayuno intermitente puede darle tiempo a su cuerpo para limpiarse y eliminar toxinas, y con ello recargarse a sí mismo.

Al promover la regeneración celular, normalizar la sensibilidad a la insulina y leptina y quemar grasa como combustible, su cuerpo puede convertirse en su mejor herramienta contra el envejecimiento. Y no solo eso, realmente minimiza los antojos y ataques de hambre, con el beneficio adicional de mejorar su función cognitiva.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario