Vitamin E Vitamin E

PUBLICIDAD

Los bebés que reciben antibióticos y antiácidos son más propensos a desarrollar alergias

Al analizar el registro de salud de más de 800 000 niños nacidos entre 2001 y 2013, los investigadores concluyeron que los bebés que recibían antibióticos y antiácidos durante sus primeros seis meses de vida tenían un mayor riesgo de desarrollar alergias y asma.

Esto incluye alergias alimenticias y a los medicamentos, así como erupciones cutáneas, fiebre del heno y otras enfermedades alérgicas, segun Tech Times.

Aunque no pudieron demostrar directamente que los antiácidos y antibióticos eran la causa de estas graves enfermedades autoinmunológicas, los investigadores indicaron que sus hallazgos eran lo suficientemente significativos como para crear preocupación, en particular porque los antibióticos y antiácidos eliminaban el microbioma intestinal del cuerpo, con reacciones que podrían parecer alergias.

Bebé

Una cuestión que los investigadores no mencionaron fue un estudio previo que demostró que tomar antibióticos durante el embarazo también podría influir en la posibilidad de que los bebés contrajeran alergias y asma.

Además, esta información enfatiza la influencia de los antibióticos en el microbioma intestinal, es decir el de las madres.

Debido a que su bebé recibe su primera "inoculación" de microbioma intestinal al pasar por el canal de parto durante su nacimiento, este estudio descubrió que si utilizaba antibióticos durante el embarazo, podría predisponer a su hijo al asma y un sin número de diferentes padecimientos, incluyendo una disfunción neurológica y trastornos autoinmunológicos.

Si dejamos al lado los trastornos autoinmunológicos, estos estudios destacan el uso frívolo y cada vez más frecuente de antibióticos, no solo en la medicina, sino también en la producción de alimentos, a pesar de la petición de los funcionarios de salud para reducir el uso de antibióticos.

Lo que es inconcebible es que algunos miembros de la industria alimentaria parecen empeñados en utilizar los antibióticos para obtener ganancias, sin importar cuál sea el resultado final--es decir, un mundo donde ningún antibiótico sea eficaz.

Los hechos evidentes son que la resistencia a los antibióticos es una amenaza para la salud sumamente menospreciada; se estima que en los Estados Unidos,  23 000 personas mueren cada año por infecciones resistentes a los medicamentos, incluyendo las enfermedades de transmisión sexual resistentes a los medicamentos.

Este es un apocalipsis que continua avanzando, aparentemente sin obstáculos, al igual que el uso indiscriminado de antibióticos en operaciones concentradas de alimentación animal (CAFOs, por sus siglas en inglés), contribuye significativamente al desarrollo de patógenos resistentes a los medicamentos, que luego podrían propagarse a la población humana a través de diversas rutas de exposición.

Por fortuna, ahora existen medidas que podría implementar para poder detener esta calamidad. Opte por comprar solo carne y productos lácteos orgánicos y libres de antibióticos.

Evite los productos antibacterianos para el hogar. Y solicite a sus legisladores que trabajen activamente para eliminar las lagunas jurídicas que todavía permiten el uso de antibióticos en las CAFOs.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario