Spring Sale Spring Sale

PUBLICIDAD

La somnolencia diurna podría ser una señal de advertencia de Alzheimer

De acuerdo con un nuevo estudio publicado por JAMA Neurology, el exceso de somnolencia durante el día podría estar asociada con la enfermedad de Alzheimer.

En el estudio, se monitoreó a 283 personas mayores sin demencia durante siete años con el fin de analizar sus patrones de sueño y realizar escáneres cerebrales en busca de depósitos de beta amiloide.

El beta amiloide es una proteína viscosa que se origina en la membrana grasa que rodea las células nerviosas y se agrupa para formar placas. Una acumulación de estas placas puede bloquear la señalización sináptica y desencadenar la inflamación que devora las células cerebrales.

Los autores del estudio descubrieron que el 22 % de los participantes del estudio presentaron problemas de somnolencia diurna y la cohorte demostró niveles cerebrales de amiloide en aumento.

La acumulación de amiloide en sus cerebros progresó más rápidamente y las áreas del cerebro con mayor acumulación fueron el córtex del cíngulo anterior y la precuña cingulada.

Los altos niveles de amiloide en estas dos regiones del cerebro se asocian con la enfermedad de Alzheimer.

Alzheimer

El estudio no pudo determinar si las alteraciones del sueño son responsables de la acumulación de amiloide o si los depósitos de amiloide fueron responsables de la alteración del sueño. Lo que sí se ha establecido es la conexión entre la falta de sueño reparador y la enfermedad de Alzheimer.

Varios estudios anteriores también han relacionado el sueño deficiente o la falta de este, con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer; una razón de ello es que el sistema de eliminación de desechos de su cerebro solo opera durante el sueño profundo.

Estas son malas noticias para casi el 40 % de los adultos que duermen seis horas o menos durante la noche. Este es el mismo porcentaje de personas que informaron haberse quedado dormidas de manera involuntaria a lo largo del mes pasado.

Este tipo de deuda de sueño es la fórmula para desarrollar problemas de salud en el futuro, donde el mayor riesgo de demencia solo es un posible efecto secundario.

Para lograr un sueño más reparador y regenerador, le sugiero leer la serie completa de mis 33 recomendaciones para un sueño saludable y obtendrá más detalles, sin embargo, hay varios cambios sencillos que puede implementar de inmediato. Duerma en un entorno lo más parecido a la completa oscuridad como le sea posible, y mantenga su habitación a una temperatura fresca y cómoda.

También recomiendo usar gafas de sol con bloqueadores de luz azul mientras está en interiores y obtener suficiente exposición al sol por la mañana y mediodía. Evite consumir cantidades excesivas de cafeína y no utilice dispositivos electrónicos una hora antes de irse a la cama.

Una medida importante hacia la creación de un oasis del sueño es eliminar los campos electromagnéticos (EMFs) de su habitación por medio de un medidor de gauss. Tienen un costo que va desde los $50 a $ 200 USD.

Algunos expertos incluso recomiendan desconectar la energía eléctrica de toda su casa desde el interruptor principal antes de acostarse, con el fin de apagar toda la energía eléctrica.

Estos pasos pueden parecer extremos, pero tenga en cuenta que los campos electromagnéticos pueden alterar la glándula pineal y su producción de melatonina y serotonina, y también podrían tener otros efectos negativos.

Sin duda, un paso mucho más sencillo es apagar su Wi-Fi por las noches, y de manera permanente si es posible. Dependiendo de la instalación eléctrica de su casa, también puede desconectar únicamente la energía de su habitación desde el interruptor general.

Otra estrategia de sentido común es evitar el uso de cables eléctricos debajo de la cama.

Le recomiendo que evite dormir con la cabeza contra una pared que contenga cables y/o medidores eléctricos sin blindaje y paneles en el disyuntor. Preste atención a lo que se encuentra del otro lado de la pared.

Una fina capa de madera y yeso no es suficiente para proteger contra el daño de los televisiones, computadoras, enrutadores inalámbricos o estéreos al otro lado.

Por esta razón, le sugiero mover su cama a 3 pies de distancia de las paredes del interior de su habitación. También debería considerar instalar una jaula de Faraday como cubierta sobre su cama para protegerse de las microondas y EMFs. Todos estas medidas pueden minimizar su exposición a los campos eléctricos y magnéticos.

Si lleva su celular a la habitación, en caso de estar dentro de los 30 pies circundantes a su cama, sencillamente TIENE que ponerlo en modo avión o será aniquilado con la radiación de microondas durante toda la noche.

Para una mejor higiene del sueño, utilizo un despertador parlante para personas con discapacidad visual, en lugar de un despertador de luz. Lo puede colocar de forma segura fuera del alcance visual y lejos de su cama.

Podría parecer complicado implementar en todos los ámbitos las extensas precauciones enlistadas, pero al analizarlas de manera individual, la mayoría de ellas son prácticas para casi cualquier entorno. No debe subestimar la importancia de protegerse del peligro de los campos electromagnéticos.

La radiación no ionizante de las microondas de los celulares se ha relacionado con una serie de enfermedades crónicas, incluida la enfermedad de Alzheimer e infertilidad. Dichas afecciones se están disparando en cuanto a su prevalencia, pero pueden abordarse con la corrección adecuada de la exposición a los EMFs.

 

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario