Vitamin E Vitamin E

PUBLICIDAD

Supermercados del Reino Unido prohibirán bebidas energéticas para consumidores menores de 16 años

A partir de marzo, será mucho más difícil que los jóvenes del Reino Unido compren "bebidas energéticas" ricas en cafeína. De acuerdo con el NPR, las bebidas con más de 150 mg de cafeína por litro ya no se venderán a menores de 16 años en las cadenas de supermercados participantes.

Las populares bebidas como Red Bull y Monster se enfrentan a este criterio y las personas mayores de 16 años deberán presentar su identificación para hacer la compra.

Esta nueva política ha sido adoptada por los peces gordos de la industria de supermercados de los Estados Unidos. Waitrose fue el primero en anunciar la prohibición y Tesco, Asda, Aldi, Sainsbury's, Morrisons, Lidl y Coop rápidamente siguieron su ejemplo.

Es difícil creer que hayamos llegado a un punto en el que los niños deben presentar su identificación antes de comprar bebidas azucaradas y con cafeína.

Bebidad Energeticas

Las bebidas energéticas y otros alimentos chatarra ultraprocesados ​​dependen en gran parte de los consumidores jóvenes y hacen todo lo posible por comercializar sus productos directamente a los niños.

Las bebidas energéticas tenían que haberse prohibido desde hace mucho tiempo. El consumo de grandes cantidades de cafeína en bebidas energéticas puede tener consecuencias graves para la salud, especialmente en niños y adolescentes, incluida la toxicidad de la cafeína, derrames cerebrovasculares, ansiedad, arritmia y, en algunos casos, la muerte. Existen opciones naturales para obtener energía duradera que no plantean tales riesgos.

Las regulaciones de la UE y Gran Bretaña ya habían impuesto una etiqueta adhesiva a las bebidas energéticas con la leyenda: "Alto contenido de cafeína. No recomendado para niños, mujeres embarazadas o en período de lactancia".

La prohibición de las ventas a niños menores de 16 años es una medida voluntaria adoptada por las tiendas que va seguida de un proactivo impuesto sobre la soda que entrará en vigor en abril.

Con la imposición de impuestos sobre la soda, en realidad se invirtieron los papeles. Históricamente, los fabricantes de soda han ejercido una influencia indebida sobre los legisladores y reguladores. Los impuestos a las sodas se lograron gracias a los enormes costos a causa de la epidemia de obesidad que está siendo impulsada por el consumo de azúcar y comida chatarra ultraprocesada, como la soda.

Las bebidas endulzadas son un importante contribuyente a las epidemias de obesidad y diabetes en todo el mundo, y a la luz de la evidencia científica, muchas organizaciones de salud pública están empezando a tomar una posición en contra del azúcar añadida. Los fabricantes de soda y bebidas energéticas poco saludables ven, con razón, la imposición del impuesto como una amenaza existencial.

Los fabricantes de soda generaron una necesidad insaciable de sus perjudiciales productos con mercadotecnia inteligente que se centró en convertir a los niños en clientes de por vida. Convencieron a generaciones de consumidores de que sus líquidos carbonatados con azúcar debían consumirse con los alimentos.

El sufrimiento y el daño que esta práctica ha infligido es casi incalculable. Ahora los consumidores están despreciando los productos de soda mientras los políticos y funcionarios de salud pública están tratando de descubrir quién pagará el daño que le han causado los gigantes de la soda a nuestra salud colectiva.

El impuesto al azúcar del Reino Unido llega a las bebidas con más de 8 gramos de azúcar por cada 100 mililitros, con un impuesto de 24 peniques (29 centavos) y un impuesto de 18 peniques (22 centavos) sobre los productos con más de 4 gramos de azúcar por cada 100 mililitros.

A  pesar de la caída vertiginosa de las ventas y la tendencia en contra de la industria, Coca Cola aún no está lista para darse por vencida.

CNBC describió su plan para eludir el impuesto sobre la soda en el Reino Unido y duplicar las ventas de sus bebidas para el año 2020.

El impuesto del Reino Unido sobre la soda ha llevado a que compañías como Coca Cola busquen formas de reducir el azúcar de sus bebidas y expandir su línea de productos.

Esta distorsión del mercado podría resultar en endulzantes artificiales aún más tóxicos que se abren paso hacia la alimentación de las personas.

Los fabricantes de soda imaginan un mundo donde sus ganancias siguen creciendo y planean lograr su objetivo al limpiar su cartera de productos y compensar la caída de las ventas de soda con productos como Fuze Tea y agua embotellada.

¿Es posible que los impuestos sobre la soda provoquen a otra crisis de salud asociada al impacto desastroso que químicos como el aspartame pueden tener sobre la salud? El peor enemigo de los gigantes de la soda es un consumidor informado.

Los alimentos y bebidas ultraprocesados ​​son el núcleo de la crisis de salud que ha afectado a gran parte del mundo.

Encuentre más información sobre cómo eliminar todos los alimentos ultraprocesados ​​de su alimentación en mi plan de nutrición optimizado.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario