Spring Sale Spring Sale

PUBLICIDAD

Las trabajadoras en el turno nocturno podrían tener mayor riesgo de padecer cánceres comunes

Trabajar en el turno nocturno es una pesadilla en más de un sentido, aunque solo sea por poner en peligro su ritmo circadiano. Ahora los investigadores sobre el cáncer dicen que, para las mujeres, también podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer gastrointestinal, de mama y piel.

De acuerdo con la Asociación Americana de Investigación sobre el Cáncer, trabajar de noche a largo plazo aumentó el riesgo de padecer cánceres específicos entre las mujeres, 32 % solo en cáncer de mama. El riesgo de cáncer de piel se elevó 41 % y el cáncer gastrointestinal aumentó un 19 %, en comparación con las mujeres que no trabajan turnos nocturnos.

Los estudios demuestran que trabajar en el turno de noche es una de las maneras más rápidas de interrumpir el reloj corporal interno y la salud.

Sin embargo, aproximadamente una quinta parte de la fuerza laboral de los Estados Unidos trabaja de noche, al menos de manera ocasional. Si se encuentra dentro de esa categoría, entonces es importante saber lo que puede hacer para mediar los efectos de la mala salud que podría sufrir por trabajar de noche.

Turno Nocturno

Si bien es imposible dar una solución definitiva que se aplique a todas las personas, como regla general, si necesita trabajar de noche, es mejor que trabaje constantemente en el turno de noche, en lugar de trabajar días y noches rolando turnos. Al menos eso le permite establecer un ritmo regular de sueño-vigilia, aunque su ciclo sea diametralmente opuesto al ciclo natural de luz.

Ya que iniciará su día cuando sea el momento de acostarse y dormirá durante el día cuando la mayoría de las personas pueden exponerse a la luz del sol, también recomiendo usar un foco incandescente convencional junto con un foco LED de luz blanca fría (azulada) para establecer su nuevo ritmo "circadiano". Preste mucha atención a la iluminación en su hogar y en el trabajo.

EVITE el uso de diodos emisores de luz (LED), ya que este tipo de luz podría promover la degeneración macular asociada con la edad (AMD, por sus siglas en inglés), la principal causa de ceguera, así como exacerbar los problemas de salud originados por la disfunción mitocondrial, incluida la obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y el cáncer. Si aún no la ha visto, simplemente debe ver consultar entrevista con el Dr. Alexander Wunsch, "¿Cómo las luces LED podrían poner en riesgo su salud?".

Dado que trabajar en el turno de noche previene en gran parte su exposición a la luz del sol del medio día para la producción de vitamina D, evalúe su vitamina D y mantenga niveles saludables de entre 40 y 70 nanogramos por mililitro (ng/ml) al tratar de exponerse al sol durante el día o con un suplemento oral de vitamina D3 (junto con vitamina K2).

 

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario