Vitamin C Vitamin C

PUBLICIDAD

La sorprendente conexión entre el azúcar y el Alzheimer

Mientras los investigadores buscan desesperadamente una causa y cura para el Alzheimer – una enfermedad que se teme tanto como el cáncer, un nuevo estudio demuestra un vínculo entre el consumo de azúcar y el inicio del deterioro cognitivo relacionado con el Alzheimer.

Alzheimer

De acuerdo con la revista The Atlantic, un estudio longitudinal de 10 años de duración que monitoreo a 5 189 personas ha descubierto que entre más altos sean los niveles de glucosa, más rápido será el declive cognitivo.

A pesar de que en ocasiones el Alzheimer se denomina como diabetes tipo 3, esto era aplicable tanto si los sujetos del estudio habían sido diagnosticados con diabetes o no. Otros estudios realizado en personas con diabetes tipo 2 han corroborado estos hallazgos.

Desde hace poco más de dos años han comenzado a revelarse cada vez más investigaciones que sugieren la relación intrínseca entre la enfermedad de Alzheimer y la resistencia a la insulina, con la novedad de que las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de desarrollar Alzheimer.

Las cardiopatías también elevan dicho riesgo, ya que las 3 afecciones subyacen en la resistencia a la insulina, y las pruebas apuntan al hecho de que incluso una ligera elevación de la glucosa se relaciona con un riesgo elevado de demencia.

Si analiza esta información, solo desde la perspectiva de la palabra "azúcar", resulta fácil pensar que simplemente debemos dejar de consumir azúcar. Pero lamentablemente, vivimos en un mundo donde los alimentos procesados ​​constituyen gran parte de la alimentación de la mayoría de las personas. Y los alimentos procesados ​​pueden tener un alto contenido de almidones, carbohidratos y azúcar, a la vez que carecen de grasas y nutrientes saludables necesarios para alimentar al cerebro y cuerpo.

El lado positivo es que puede hacer algo al respecto. En primer lugar, rechace comer alimentos procesados. Elija vegetales frescos, de preferencia orgánicos, y grasas saludables como aguacates y frutos secos, además de una cantidad limitada de frutas frescas.

Si necesita ayuda con esto, mi Plan de Nutrición gratuito es un buen recurso inicial para llevar un plan de alimentación saludable; asimismo, mi nuevo libro, "Grasa Como Combustible", le enseñará a quemar grasa en lugar de azúcar con el fin de satisfacer sus necesidades energéticas.

Sin embargo, algo todavía mejor es que diversos estudios destacan la importancia del ejercicio para evitar la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Se ha sugerido que el ejercicio activa un cambio en la forma en que se metaboliza la proteína amiloidea, lo que ralentiza el inicio y la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

Además, el ejercicio conduce al crecimiento del hipocampo y a la mejora de la memoria. En general, no cabe duda de que el ejercicio es una parte fundamental de cualquier plan preventivo para el Alzheimer. Si desea obtener orientación sobre cómo establecer un régimen de ejercicio efectivo, consulte mi técnica Peak Fitness con el fin de descubrir mis recomendaciones específicas.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario