MCT Oil MCT Oil

PUBLICIDAD

Piense más allá de los chocolates y tenga un San Valentín saludable

Este año para el Día de San Valentín debe considerar dejar de ser tan cuadrado como una caja de chocolates del supermercado.

Los típicos regalos dulces de chocolate con leche y flores parecerían estar vinculados indeleblemente al día de los enamorados, pero es posible que necesite modificar estas tradiciones si desea que su Día de San Valentín sea saludable.

Si todavía está buscando ideas de regalos, consulte el video anterior "4 ideas brillantes para un día de San Valentín más saludable".

El Día de San Valentín es sinónimo de amor romántico y de acuerdo con The Week, sus orígenes se remontan a un ritual pagano de la fertilidad conocido como Lupercalia. Este atrevido festival fue increíblemente popular hasta el siglo V d. C. y era un espectáculo público sorprendentemente impúdico para los estándares modernos.

Después de un sacrificio de cabras y un perro, los hombres jóvenes formaban látigos con las pieles de los animales y se paseaban desnudos por las calles en busca de doncellas para pegarles con el fin de aumentar su fecundidad.

Esa festividad perdió su nombre pagano y símbolos lascivos desde hace mucho tiempo. La iglesia cristiana en sus inicios fue la primera en apropiarse de la fiesta pagana y luego la rebautizó en honor a San Valentín, un mártir que perdió la vida por celebrar matrimonios prohibidos al desafiar al emperador Claudio II.

Se dice que antes de su ejecución envió el primer detalle de "San Valentín" cuando le dio una nota de amor final a la hija del carcelero.

Desde entonces, las variaciones de la renovada y atenuada festividad de la Iglesia se han extendido por todo el mundo--y pensar que todo esto podría deberse al hecho de que la temporada de apareamiento de aves en el norte de Europa comienza a mediados de febrero.

En los Estados Unidos, el Día de San Valentín es una abundancia de ventas para la toda la industria de las flores en ramo, pero las rosas rojas son lo que predomina. Es una flor hermosa y un símbolo casi universal de amor romántico, en los Estados Unidos se cultivan casi 224 millones de rosas cada año para el Día de San Valentín.

La mayor fuente de flores cortadas para el Día de San Valentín es Colombia. Proporciona más del 70 % del total, y es aquí donde se evidencian los oscuros orígenes de las flores del Día de San Valentín.

La industria de las flores cortadas es uno de los principales consumidores de pesticidas tóxicos y químicos agrícolas. También es un gran negocio: la industria de las flores en Colombia emplea a más de 100 000 personas, muchas de ellas madres solteras, y los ingresos que esta industria genera se obtienen a expensas de la salud de sus trabajadores. Se le aplican más de 200 libras de pesticidas a cada 2.4 acres de flores cada año.

La Organización Mundial de la Salud clasificó al 36 % de los químicos utilizados en una plantación colombiana de flores como "extremadamente" o "altamente" tóxicos.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos es el catalizador de la práctica de la saturación de pesticidas. Rechazan los envíos que contienen plagas e insectos invasores, pero no examinan las flores importadas en busca de residuos tóxicos.

El costo de esas malas regulaciones es asumido en gran medida por los trabajadores colombianos, sin embargo, no es necesario introducir pesticidas venenosos a su casa y dárselos a su alma gemela como regalo.

Un estudio de 1990 que analizaba la prevalencia de problemas reproductivos en los trabajadores colombianos expuestos a pesticidas durante el cultivo de flores, descubrió que los trabajadores de la industria de la floricultura estaban expuestos a 127 diferentes tipos de pesticidas.

Otros síntomas comúnmente reportados fueron debilidad y fatiga, dolor muscular, escalofríos y fiebre, visión borrosa, mareos y dolor de cabeza.

Las flores cultivadas en los Estados Unidos u Holanda no son mucho mejores. Cuando el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) analizó las muestras de rosas compradas a minoristas de los Estados Unidos, las pruebas demostraron la presencia de una docena de pesticidas distintos, incluidos dos "probables carcinógenos".

Dos maneras de evitar apoyar esta industria son cultivar sus propias flores o comprar flores orgánicas certificadas y de comercio justo.

No hace falta decir que los dulces repletos de azúcar son un regalo menos que ideal para el amor de su vida y su vida amorosa. Esto no significa que deba evitar los chocolates. Por el contrario, el chocolate negro de alta calidad es la alternativa perfecta a las flores tóxicas. ¿Qué mejor manera de expresar el amor de su corazón que al regalar lo que realmente es bueno para el corazón?

Si disfruta del sabor amargo y complejo del cacao crudo (incluidas las semillas de cacao sin endulzar, cacao crudo en polvo o cacao en polvo sin endulzar (sin alcalinizar)), entonces esa es la mejor opción.

El chocolate negro, tan amargo como lo pueda tolerar y con un porcentaje de cocoa/cacao de alrededor de 70 % o más, es otra alternativa saludable.

El chocolate con leche es una mala opción ya que contiene tanto leche pasteurizada como grandes cantidades de azúcar, lo que disminuirá significativamente sus beneficios para la salud. El chocolate blanco es la peor opción ya que no contiene cacao en absoluto. No es más que una papilla endulzada de leche pasteurizada y azúcar.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario