¿Cuáles Son las Señales de Advertencia del Cáncer de Próstata?

Los científicos no están seguros de por qué, pero el riesgo de desarrollar cáncer de próstata aumenta con la edad. De acuerdo con MenAt50ish, el riesgo de cáncer de próstata comienza a partir de los 50 años de edad, sin embargo, las probabilidades de desarrollar la enfermedad aumentan entre los hombres de 65 años en adelante. 

Aunque es posible que algunos hombres con cáncer de próstata no muestren ningún signo de la enfermedad, uno de los síntomas más comunes es el agrandamiento de la próstata, especialmente si siente que está teniendo problemas para orinar. Otras señales de alarma incluyen goteo al final de la micción, necesidad de orinar con mayor frecuencia y tener levantarse para orinar varias veces por noche.

Prostata

En los Estados Unidos, alrededor de 181 000 hombres son diagnosticados con cáncer de próstata cada año y éste es uno de los tipos de cáncer más comunes en hombres. Sin embargo, tiene una tasa de supervivencia aproximada de 90 %.

Desafortunadamente, el diagnóstico y opciones de tratamiento convencionales para el cáncer de próstata dejan mucho que desear. El diagnóstico convencional incluye pruebas de PSA y biopsia, que son propensas a falsos positivos y tienen el potencial de provocar efectos secundarios. 

Por otro lado, existen estrategias naturales y seguras que han demostrado ser efectivas para combatir el cáncer de próstata, incluyendo la cetosis nutricional, el ejercicio y los suplementos. Recientemente, los investigadores descubrieron un compuesto bioactivo en la planta de neem (Azadirachta indica) parece tener la capacidad de combatir el cáncer de próstata.

Un estudio realizado en animales sugiere que el compuesto nimbolide podría reducir en hasta un 70 % el tamaño de los tumores de próstata y suprimir en un 50 % la metástasis.

Sin embargo, tratar y prevenir el cáncer de próstata (así como otros tipos de cáncer) va más allá de tomar un suplemento. Su alimentación y el ejercicio son parte vital en esta ecuación de salud, siendo este último es un importante optimizador metabólico.

Investigaciones previas sugieren que bajar de peso puede reducir hasta un 20 % su riesgo de cáncer de próstata, mama y colon; se cree que este efecto se debe a la reducción de proteínas y otros compuestos inflamatorios almacenados en las células de grasa.

Por lo que es importante optimizar la capacidad de su cuerpo para quemar grasa como combustible principal y esto puede lograrse a través de la dieta cetogénica y/o ayuno, que son un aspecto fundamental en la prevención y tratamiento del cáncer. Mi nuevo libro titulado, “Fat for Fuel”, habla a detalle sobre cómo llevar una vida nutricionalmente saludable para prevenir el cáncer.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario